Rocío Sandí.16 enero

Un agente del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) se habría aprovechado de su trabajo para extorsionar a un extranjero y sacarle $30 mil (¢17 millones).

El oficial, de apellidos Ruiz Castro, de 35 años, fue detenido este jueves a las 5 de la mañana en su casa, en Birrí de Santa Bárbara de Heredia.

Los agentes allanaron la casa del hombre este jueves a las 5 de la mañana. Foto: OIJ.
Los agentes allanaron la casa del hombre este jueves a las 5 de la mañana. Foto: OIJ.

La Policía Judicial también allanó la casa de un sujeto de apellidos Rojas Salazar, de 55 años, quien vive en San Rafael de Escazú y habría sido el intermediario entre el agente judicial y el extranjero. Él fue detenido pasadas las 9:30 de la mañana en Manuel Antonio.

Wálter Espinoza, director del OIJ, dijo que los investigadores también allanaron los lugares de trabajo que Ruiz usa normalmente, uno está en San Joaquín de Flores y el otro en San Pedro de Montes de Oca.

“A mediados del año pasado se recibió información alusiva a que un oficial de investigación del OIJ, de apellidos Ruiz Castro, estaba realizando actividades de carácter ilícito con el interés de extorsionar a un extranjero, mediante el ofrecimiento de datos relacionados con un expediente que aparentemente se tramitaba en nuestro país en contra suya.

“Eso le permitió al agente presionar al hombre para obtener dinero a cambio de mantenerlo informado del trámite de la causa”, explicó el jerarca.

El colaborador del agente fue capturado en Manuel Antonio. Foto: OIJ.
El colaborador del agente fue capturado en Manuel Antonio. Foto: OIJ.

Espinoza dijo que en los operativos lograron decomisar evidencia, entre ella unos documentos que sería los que usaron para atracar al extranjero y también carro que habría sido comprado con la plata de la extorsión.

El jefe policial explicó que los sospechosos le habrían enseñado al hombre unos documentos de la policía gringa en la que había una orden de captura internacional en su contra. Los vivazos le pidieron al extranjero la millonada a cambio de que dicha orden no fuera ejecutada en el país.

Aunque los documentos aún no han sido analizados, el director del OIJ dijo que todo parece indicar que el dichoso expediente con el que le sacaron plata a la víctima no es real, sino que fue creado por Ruiz para hacer el chanchullo.