Alejandra Portuguez Morales.30 septiembre, 2020

A un agente de Cárceles del OIJ, de apellidos Mora Bermúdez y de 52 años, le abrieron una investigación por el delito de concusión.

Sus compañeros de trabajo lo detuvieron en su lugar de trabajo, los Tribunales de Goicoechea, donde custodia a los detenidos.

La investigación la realizaron los investigadores del OIJ de Puriscal, luego de que recibieran una denuncia en la que les alertaban que Mora, en su día libre, se habría usado su uniforme para notificar sobre un desalojo, algo que no le correspondía.

El sospechoso, al parecer, habría llegado a una delegación de la Fuerza Pública, se identificó como funcionario judicial y le pidió a los uniformados que, junto a él y una abogada de Palmichal de Acosta, fueran al lugar donde iban a llevar la notificación del desalojo.

La detención contra el agente de Cárceles la hicieron sus compañeros en los Tribunales de Goicoechea. Foto: Alonso Tenorio
La detención contra el agente de Cárceles la hicieron sus compañeros en los Tribunales de Goicoechea. Foto: Alonso Tenorio

Esta situación habría ocurrido en julio del 2020.

La oficina de prensa de la Fiscalía explicó que al imputado le tomaron la declaración indagatoria y, al ver que tenía todos los arraigos (laboral, familiar y domiciliar), no pidieron ninguna medida cautelar contra él.