Rocío Sandí.22 mayo, 2019
En marzo pasado un hombre mató a su esposa en Golfito y luego trató de huir pero la policía lo arrestó. Foto: Alfonso Quesada / Archivo.
En marzo pasado un hombre mató a su esposa en Golfito y luego trató de huir pero la policía lo arrestó. Foto: Alfonso Quesada / Archivo.

Los agresores domésticos perderán para siempre las armas que les decomisen los policías en los casos de violencia en el hogar. Y es que aunque parezca mentira, después de hacer las agresiones y terminar la etapa de medidas cautelares, al agresor le devolvían el arma.

40 diputados que estaban presentes la tarde de este martes apoyaron la reforma.

Actualmente, cuando las autoridades atienden un caso de violencia doméstica y decomisan una pistola, un revólver, una escopeta o alguna otra arma, la mantenían bajo custodia mientras el detenido descontara las medidas cautelares, pero cuando estas se terminaban debían devolverle el arma.

Los jerarcas del ministerio de Seguridad ya habían comparecido ante los legisladores de la Comisión de la Mujer y les habían explicado que devolverle una pistola a un agresor doméstico generaba un gran peligro para las personas que convivían con él.

Los jerarcas de Seguridad pidieron a los diputados que aprobaran el proyecto de ley. Foto Melissa Fernández.
Los jerarcas de Seguridad pidieron a los diputados que aprobaran el proyecto de ley. Foto Melissa Fernández.

“Celebramos bastante la aprobación de este proyecto porque nos parecía una reforma necesaria. Urgía la aprobación de esta modificación porque nos da nuevas herramientas para combatir la violencia”, expresó Eduardo Solano, viceministro de Seguridad.

“La presencia de un arma de fuego en la casa de un agresor doméstico agrava la situación y aumenta la posibilidad de un femicidio”, agregó.

Patricia Mora, ministra de la Condición de la Mujer, se mostró muy complacida con la decisión de los diputados.

“Estas reformas permiten no solo decomisar el arma de fuego que estaba siendo utilizada sino toda arma que se encuentre en el recinto y, además, evitar que la misma sea devuelta al agresor, cancelar los permisos de portación y destruir las mismas”, dijo Mora.

“Más de 300 mujeres murieron por su condición de género entre el 2007 y el 2017 y en muchos de estos casos fue por un arma de fuego. Estas reformas son un paso más en la defensa de la vida de cientos de mujeres que sufren violencia doméstica día con día”, añadió Mora.

24 femicidios ocurrieron el año pasado
Denuncie los casos que conozca de violencia al 911. Foto: Grupo Nación.
Denuncie los casos que conozca de violencia al 911. Foto: Grupo Nación.

Datos de la Fiscalía Adjunta de Género dicen que entre el 1° de enero y el 6 de mayo de este año se dieron siete femicidios. Dos ocurrieron en San José; dos en Guanacaste, uno en Alajuela, uno en Limón y el otro en Puntarenas.

Las víctimas son de apellidos Cerdas Cedeño, de 17 años, Ramírez Barrantes, de 23, García Pereira, de 28, Badilla Barrias, de 30, López Méndez, de 54, Espinoza Morales (de edad desconocida), y Álvarez Alvear, de 44.

El año pasado en Costa Rica se registraron 24 femicidios, en el 2017 ocurrieron 26, mientras que en el 2016 también fueron 26 las mujeres asesinadas por sus compañeros sentimentales o exparejas.

Las autoridades le piden a la población denunciar los casos de violencia intrafamiliar que conozcan, ya que la atención temprana de la situación puede hacer la diferencia entra la vida y la muerte.

El proyecto entrará en vigencia una vez que salga publicado en el diario oficial La Gaceta.

Las armas decomisadas serán destruídas por el MSP. Foto: Lilliam Arce.
Las armas decomisadas serán destruídas por el MSP. Foto: Lilliam Arce.