Adrían Galeano Calvo.6 junio

Los aguaceros que han afectado al país desde la noche del miércoles ya pusieron a correr a más de uno, especialmente a vecinos de Limón que debieron madrugar por culpa de las inundaciones.

Uno de los afectados fue don Francisco Chavarría, del barrio Envaco, quien contó que las lluvias provocaron el desbordamiento de la quebrada Chocolate durante la madrugada de este jueves.

Las lluvias apretaron durante la noche del miércoles y la madrugada del jueves. Foto: Raúl Cascante.
Las lluvias apretaron durante la noche del miércoles y la madrugada del jueves. Foto: Raúl Cascante.

“Cuando yo estaba en lo mejor del sueño tuve que levantarme corriendo para poner a mi familia a salvo, al igual que los electrodomésticos porque el agua estaba subiendo muy rápido”, dijo Chavarría.

La crecida de esta quebrada también causó problemas en las comunidades de Atlántida, Limoncito y barrio La Colina, todos en Limón.

“Cuando se dan estas llenas por la crecida de la quebrada los niños del barrio La Colina se ven muy afectados, pues muchas calles quedan completamente inundadas y no pueden pasar”, contó Marjorie Ruiz.

Afortunadamente ninguna persona tuvo que abandonar su casa por esta situación en Limón; sin embargo, tuvieron que dedicar todo este jueves a limpiar y a sacar el agua de sus casitas.

Los vecinos están cansados de tener que luchar con las inundaciones cuando llueve fuerte. Foto: Raúl Cascante.
Los vecinos están cansados de tener que luchar con las inundaciones cuando llueve fuerte. Foto: Raúl Cascante.
Aguaceros continuarán

Daniel Poleo, meteorólogo del Instituto Meteorológico Nacional (IMN), explicó que los fuertes aguaceros se han dado debido a que la zona de convergencia intertropical se encuentra sobre el país.

“Los próximos días vamos a tener un poco de condiciones más secas en el Caribe, pero se espera que las lluvias afecten el Pacífico Central y Pacífico Sur del país”, explicó Poleo.

Por su parte Alexánder Solís, presidente de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), indicó que hasta el momento no han tenido que habilitar ningún albergue en el país.

“Reiteramos la necesidad de tomar las medidas de prevención de estar muy vigilantes en las zonas propensas a inundaciones y a deslizamientos”, añadió.

Marjorie Ruíz, vecina: “Cada vez que llueve fuerte tenemos que pasar la noche en vela, es lago terrible”.