Alejandra Portuguez Morales.4 julio

Los fuertes aguaceros que han caído este viernes 3 y sábado 4 de julio le robaron el sueño a los vecinos de Upala en Alajuela y de Turrubares en San José, ya que los ríos se crecieron y algunas alcantarillas se saturaron.

El presidente de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), Alexander Solís, explicó que el Pacífico, la zona norte y el Valle Central permanece en alerta amarilla debido a las fuertes lluvias provocadas por dos ondas.

Además, la CNE aseguró que recibió alrededor de treinta alertas, entre estas once en Upala, tres en Nicoya, Garabito y Osa, y también de Turrubares.

Las fuertes lluvias provocaron inundaciones en el centro de Upala. Foto: Cortesía María Zúñiga
Las fuertes lluvias provocaron inundaciones en el centro de Upala. Foto: Cortesía María Zúñiga
En vela

El río Zapote en Upala se desbordó en el sector conocido como Poza Redonda, unos 200 metros al oeste del parque de la localidad y el agua afectó varias casas, locales comerciales y terrenos en el centro de ese cantón de la zona norte.

María Zúñiga, vecina de Upala, contó que esta situación generó que los vecinos pasaran en vela ya que tuvieron que amarrar y poner en alto algunos muebles y porque las casas se les llenaron de barro. Apenas amaneció este sábado se tuvieron que poner a limpiar.

Varias alcantarillas tuvieron que ser limpiadas pues había troncos tapando el paso del agua.

El río Zapote, que generó muertes al paso del huracán Otto en el 2016, se desbordó la noche del viernes en Upala. Foto: Suministrada por Edgar Chinchilla
El río Zapote, que generó muertes al paso del huracán Otto en el 2016, se desbordó la noche del viernes en Upala. Foto: Suministrada por Edgar Chinchilla
Lluvias seguirán por las tardes

La noche de este sábado pasará la onda número 16 por el país y se prevé que genere lluvias fuertes en el Pacífico y la zona norte, donde se pide a los vecinos mucha precaución porque los suelos están saturados.

Para la próxima semana ya se vislumbran más ondas camino a nuestro territorio, por lo que seguirá la tendencia de tardes muy lluviosas a partir del lunes.

Daniel Poleo, del Instituto Meteorológico Nacional (IMN), explicó que la cercanía de la Zona de Convergencia Intertropical, la onda tropical número 16 y las condiciones húmedas en la región, son factores que favorecen las precipitaciones.

Advirtió que debido a las lluvias de las últimas horas, los suelos en la zona norte están muy saturados y por eso en esos lugares hay probabilidades de deslizamientos, por lo que no hay que bajar la guardia.