Silvia Coto.23 noviembre, 2020
Al alcalde le sacaron 21 aguijones en el hospi. Foto: Cortesía
Al alcalde le sacaron 21 aguijones en el hospi. Foto: Cortesía

El alcalde de Tibás, Carlos Cascante, sufrió un ataque de abejas el pasado domingo 22 de noviembre.

El tibaseño nos contó que él se encontraba supervisando la recuperación de un parque, como parte de la intervención del corredor biológico del río Virilla, y varios trabajadores estaban pegando zacate.

Ese lugar queda entre Las Rosas Norte y la octava etapa de Cuatro Reinas de Tibás (300 oeste del Maxi Palí de San Juan).

“Yo empecé a escuchar como un metabo en el camino al río, estos días hemos tenido que intervenir varias veces por temas de precaristas. Yo andaba con mi perro, un husky que se llama Zeus, y nos fuimos a ver qué era lo que sonaba, pero era un señor que estaba haciendo unos trabajos en una casa esquinera.

“En eso vi que Zeus venía lleno de abejas, hasta que se veía negro, yo me lo llevé para otro parquecito que está cerca y con una bolsa y con mis manos se las trataba de quitar, pero eran demasiadas, en ese momento solo pensé en salvarlo, porque es parte de mi familia”, recordó el alcalde.

Don Carlos asegura que nunca había visto tantas abejas juntas. Foto: Cortesía
Don Carlos asegura que nunca había visto tantas abejas juntas. Foto: Cortesía

Cascante asegura que su casa está como a 300 metros, por lo que su familia alertó a los bomberos. El perro de unos vecinos estaba igual que Zeus, ese peludito es un bull terrier llamado Tango.

“En la casa le empecé a echar agua y fue cuando me di cuenta que yo tenía abejas en mis manos y en mis piernas, se me empezaron a hacer como puntos rojos y era un ardor, como una quemada lo que sentía. Hasta en la espalda me estaban picando, rápido me empecé a hinchar, pero por dicha yo no soy alérgico, tuvimos que llamar al veterinario porque Zeus estaba muy mal”, contó.

Otros cinco vecinos también fueron picados por las abejas, pero por dicha nadie se puso grave. Los insectos también atacaron a seis de los trabajadores que estaban en el parque pegando el zacate.

“Me llevaron a la clínica Unibe aquí en Tibás y muy rápido me atendieron, estuve dos horas en observación y me sacaron 51 aguijones, hoy (lunes) me encontré otro en una oreja. Sí estuve con la presión alta y yo no padezco de eso, hasta que se me bajó me dieron la salida. Tengo algunos moretones, hipo y como una ronquera”, añadió don Carlos.

Zeus está muy triste por lo que le ocurrió. Foto: Cortesía
Zeus está muy triste por lo que le ocurrió. Foto: Cortesía

El alcalde asegura que el perro de los vecinos se llevó la peor parte porque estaba en la vivienda y los insectos lo cubrieron todo, ese perrito lamentablemente murió tiempo después.

“A Zeus lo salvó un poco el montón de pelo que tiene, porque las abejas se resbalaban, pero igual está triste, deshidratado, no quiere comer y este lunes lo tuvieron que internar, yo espero que se ponga bien”, dijo Cascante, quien tiene al perrito desde hace siete años.

Don Carlos asegura que después de que salió de la clínica regresó al lugar para ver que ya no hubiese más peligro y los bomberos le dijeron que habían echado bastante agua, al parecer, el enjambre iba por el río y al escuchar el ruido se desvió.

1 perrito murió

“Es una experiencia nada bonita, y además muy peligrosa, porque uno no sabe cómo va a reaccionar el cuerpo, pero por suerte no había más peligro para los vecinos, lo importante es siempre pedir ayuda a los bomberos”, dijo.

Solo la tarde del domingo, los bomberos atendieron ataques de abejas en Tibás, Santo Domingo de Heredia y Desamparados.

Los rescatistas han atendido 15.100 emergencias relacionadas con esos insectos, mientras que el año pasado atendieron 15.983 a esta fecha, aunque la mayoría de los casos son por enjambres, colmenas establecidas y panales. Propiamente por ataques de abejas, se han reportado 506 casos.