Alejandra Portuguez Morales, Andrés Garita.14 abril

Sergio Andrey Barquero Roque, de 42 años, conocido como “Cachí”, fue asesinado a balazos en La Reseda de El Roble, en Puntarenas.

Barquero era ingeniero, tenía tres hijos y se convirtió en la víctima número 24 de la ola de violencia que azota al Puerto.

Los allegados del ingeniero aseguran que lo mataron por error, ya que el ataque al parecer iba dirigido hacia otro hombre.

La víctima era de Dulce Nombre de Cartago y fue al Puerto a ver un terreno donde un señor quería que le construyeran una casa.

Barquero, en apariencia, no tenía muchas ganas de ir a Puntarenas, no porque desconfiara del señor, sino porque tenía que ir en un pick up que tenía a la venta y no quería meterle más kilómetros; sin embargo, siempre fue con ese vehículo.

Él viajó solo desde Cartago y apenas llegó fue a la casa del señor a recogerlo, se fueron juntos hasta una propiedad en Chaguite de El Roble, donde iban a construir la vivienda, luego de verlo regresaron a La Reseda y fue cuando los atacaron a balazos.

Al parecer, al señor del terreno lo estaban vigilando para atacarlo, pero él resultó ileso porque logró entrar a la casa. El ingeniero no tuvo chance.

El tiroteo ocurrió este martes, pasadas las 7 de la noche, 400 metros norte del CAI 26 de julio.

El ingeniero llegó en un pick up para ver el terreno donde iban a construir una casa. Foto: Andrés Garita
El ingeniero llegó en un pick up para ver el terreno donde iban a construir una casa. Foto: Andrés Garita

Los pistoleros serían dos sujetos que iban en motocicleta.

Los balazos lo impactaron en la cabeza y le provocaron la muerte de manera inmediata.

La víctima era hijo de un expolicía de Fuerza Pública, quien ya está pensionado, y no se le conocían problemas.

La familia supo de la tragedia luego de que una persona, al parecer un policía, le escribiera a un familiar de Barquero por Facebook, pidiéndole un número de teléfono porque debía darle una información importante.

El ingeniero será velado en Paraíso, pero su cuerpo lo sepultarán en Cachí, de donde era oriundo.

La Policía realizó un rastreo y a dos kilómetros de donde ocurrió la agresión encontraron una moto abandonada que, al parecer, fue la que usaron para el ataque.

Sergio Andrey Barquero Roque, de 42 años, era padre de tres hijos. Foto: Andrés Garita
Sergio Andrey Barquero Roque, de 42 años, era padre de tres hijos. Foto: Andrés Garita

El OIJ no ha determinado si fue una víctima colateral de estas bandas, por eso sigue rastreando las relaciones que tenía con las personas de esa comunidad.

Temor aumenta cada día

Los vecinos se sienten muy asustados por esta violencia que golpea el cantón central del Puerto. Las zonas donde se dan más homicidios son El Roble, Barranca y Chacarita.

“Esta es una situación muy grave, uno desea como pegarse la lotería o tener plata para ni salir de la casa, ya que ahora uno ve muerte tras muerte en cada lado, por más policías que anden siempre se ven homicidios. Días atrás fue un vecino mío al que mataron y ahora matan otro acá”, comentó una lugareña que no quiso dar el nombre, pues sabe que las balas son por pleitos de bandas por territorios.

En este mes de abril han ocurrido tres muertes violentas en ese cantón, la de Barquero fue la última, en marzo anterior hubo 14 y en lo que va de este año son 24 personas las que han fallecido por culpa de las balas y el narco.

A dos kilómetros de donde ocurrió el ataque, encontraron una moto abandonada que habrían utilizado para el ataque. Foto: Andrés Garita
A dos kilómetros de donde ocurrió el ataque, encontraron una moto abandonada que habrían utilizado para el ataque. Foto: Andrés Garita

El alcalde de Puntarenas, Wilber Madriz, le ha pedido a los vecinos no callar, denunciar cualquier información que tengan sobre los responsables de muertes o líderes de bandas. Lo pueden hacer llamando a la línea confidencial 800-8000-645 del OIJ, para así evitar más muertes.

Madriz menciona no sentir miedo al visitar estas comunidades, aunque advierte que uno de los temores es que mueran inocentes por culpa de estas bandas, como lo que, al parecer, sucedió con Barquero.