Keyna Calderón.20 septiembre
Doña Yendry caminó junto con una imagen de La Negrita. Foto Keyna Calderón.
Doña Yendry caminó junto con una imagen de La Negrita. Foto Keyna Calderón.

Un grupo de doce muchachas que conocen a Allison Bonilla, de 18 años, desde que estaban en la escuela, organizaron una marcha de fe para pedir que su amiga regrese a casa sana y salva, pues en sus corazones mantienen la esperanza de que ella aún está con vida.

Así lo explicó María Fernanda Chávez, una de las organizadores, quien además dijo que la actividad se realizó para apoyar a la familia de Allison y pedir justicia por el asesinato de otras mujeres que perdieron la vida a manos de hombres.

“Todavía tenemos fe de que ella está con vida, por eso quisimos organizar una marcha a favor de ella para que se haga justicia y nos la devuelvan porque no es justo que nos quiten la libertad solo porque les da la gana”, dijo María Fernanda.

La actividad se llevó a cabo a las 10 de la mañana de este domingo y se trató de un recorrido de aproximadamente 4 kilómetros, el cual inició 200 metros al oeste de la represa de Cachí, en Cartago, y concluyó en la plaza de Ujarrás, cerca del llamado puente amarillo.

En la marcha de fe participaron más de 100 personas, todas vestidas de blanco y muchas de ellas llevaban camisetas y globos con imágenes de Allison Bonilla. Otras personas hicieron altarcitos afuera de sus casas en honor a la joven.

Más de 100 personas participaron en la marcha con globos blancos, carteles y girasoles. Foto Keyna Calderón.
Más de 100 personas participaron en la marcha con globos blancos, carteles y girasoles. Foto Keyna Calderón.
Con la Negrita

La marcha fue encabezada por doña Yendry Vásquez, mamá de Allison, quien durante todo el recorrido llevó un ramo de girasoles, la flor preferida de su hija, y una imagen de la Negrita de Los Ángeles.

“Mi familia y yo no vamos a descansar hasta saber qué fue lo que pasó con Allison y creo que tenemos mucho apoyo de la gente y eso lo agradezco mucho porque nos dan fuerzas para seguir adelante”

“Como lo he dicho una y otra vez, hasta que no vea algo no voy a perder la fe y la esperanza”, dijo Yendry Vásquez, mamá de Allison.

Vásquez estuvo acompañada de su hermana Xiomara y de su mamá doña Marjorie Cordero, quien es conocida en Ujarrás como doña Nuria.

“La esperanza de nosotros es que Allison esté viva y que ella regrese a casa porque no sentimos ningún momento un luto, todavía no lo hay hasta que no se consiga algo de ella”, dijo la abuelita de Allison.

La mañana de este domingo el OIJ realizó una inspección en una zona donde un miembro de la brigada de búsqueda informó acerca de tierra removida y el supuesto hallazgo de restos humanos, pero al final se trató de una falsa alarma.

Un grupo de voluntarios y vecinos continuaron este domingo con la búsqueda de Allison en el botadero clandestino en San Jerónimo de Cachí, en donde el sospechoso, de apellido Sánchez, confesó haber arrojado el cuerpo de la joven.