Silvia Coto.22 octubre, 2019
Simba recibió cariñito de los bomberos que lo rascaron la pancita cuando lo encontraron. Foto: Cortesía
Simba recibió cariñito de los bomberos que lo rascaron la pancita cuando lo encontraron. Foto: Cortesía

Simba, el perrito que desapareció poco después del accidente de tránsito que tuvo su dueña, fue encontrado este martes por los bomberos en una zona montañosa.

La historia de este peludito, está llena de mucho amor y esperanza, ya que su dueña, Ibis Salas Rodríguez, tuvo un accidente este sábado cuando regresaba de Santa Cruz por la ruta 27, (Caldera - San José). Ella viajaba con su perrito schnauzer cuando la mujer perdió el control del carro y se volcó.

"Cuando vimos a Simba fue tanta la emoción que hasta lloramos”, dijo Edith Alfaro, prima de Ibis.

Debido al bombazo, su dueña perdió el brazo izquierdo y está internada en el Hospital Monseñor Sanabria en Puntarenas, pero de su perrito no quedó rastro.

Desde el momento del accidente la familia ha buscado al peludito por todas partes y su dueña, aunque está hospitalizada, ha suplicado en las redes sociales que le ayuden a encontrar a Simba, ya que es como un hijito para ella.

El accidente ocurrió cerca del lugar conocido como la roca en Caldera.

“Todo fue gracias a un vecino de ahí que llamó a mi hermana y le dijo que tenían dos noches de estar escuchando a un perrito gemir”, dijo Edith Alfaro, prima de Ibis.

La familia les pidió ayuda a los bomberos y así fue como a un kilómetro y medio del lugar del accidente encontraron a Simba, que no lo pensó dos veces para ladrarles y pegarles un chupetazo en agradecimiento por sacarlo de ahí.

El perrito tenía mucha sed y tiene lastimada una patita. Foto: Cortesía
El perrito tenía mucha sed y tiene lastimada una patita. Foto: Cortesía

“Simba estaba asustado, tenía mucha sed y una patita golpeada, pero va estar muy bien, lo llevamos al veterinario”, dijo la mujer, quien confesó que hasta lloraron de alegría cuando lo encontraron.

Los allegados aseguraron que Ibis ahora sí podrá empezar la recuperación de forma adecuada, ya que estaba muy deprimida de no tener noticias del perrito. Ella agradeció en su Facebook a todos los que la ayudaron a encontrar al perrito y a Dios.

Ella está feliz de que su amor perruno está a salvo y moviendo el rabo.