Alfonso Quesada, Reyner Montero.7 abril
El motociclista falleció en Sarapiquí al pegar contra un poste. Foto de Reiner Montero
El motociclista falleció en Sarapiquí al pegar contra un poste. Foto de Reiner Montero

Al parecer, el exceso de velocidad habría sido el motivo por el cual dos motociclistas perdieron la vida en Sarapiquí de Heredia y en Golfito de Puntarenas este fin de semana.

El primer hecho fatal ocurrió este sábado a eso de las 10 de la noche en la comunidad de Río Frío, precisamente en el cruce hacia finca 9.

La Policía Judicial identificó al fallecido como David de Los Ángeles Perla Arrieta, de 33 años, quien era padre de una bebita de dos años y vecino de Huetares en Horquetas de Sarapiquí.

Según la versión de las autoridades, varios vecinos reportaron que escucharon un fuerte estruendo y cuando salieron se dieron cuenta que se traba de un motociclista que se salió de la calle y pegó de frente contra un poste de cemento y posteriormente contra una cerca.

445 personas fallecieron en accidentes de tránsito en 2018.

Geovanna Alvarado, de la Cruz Roja de Puerto Viejo, indicó que no pudieron hacer nada por el motorizado, ya que murió de forma instantánea debido al golpazo.

Derrape mortal

El segundo accidente ocurrió este domingo pasada la medianoche, en Puerto Jiménez de Golfito, cuando un joven motociclista falleció tras derrapar en la moto que conducía.

El fallecido fue identificado como Mario Andrey Herrera Jarquín, de 20 años, quien de acuerdo con el Registro Civil era vecino del residencial Ureña, en Golfito.

De acuerdo con el informe de las autoridades un grupo de personas reportaron que el cuerpo de Herrera estaba tirado a unos 10 metros de la estación de bomberos y junto a este estaba una motocicleta.

La versión que maneja la Policía Judicial es que el joven derrapó en su moto porque manejaba muy rápido y al caer se golpeó la cabeza. Al parecer, el sujeto no llevaba puesto el casco de seguridad.