Adrían Galeano Calvo.21 febrero, 2019
Los sujetos apenas estaban
Los sujetos apenas estaban "cosechando" la primera tanda de droga. Foto OIJ

En lugar de aprovechar para darle un giro positivo a su vida, un hombre de apellidos Araya Orozco, de 42 años, usó el beneficio carcelario que se le dio de salir de prisión para crear un grupo narco dedicado a sembrar matas de mota.

El Ministerio Público informó que Araya había sido condenado a 12 años de cárcel por un delito de narcotráfico y hace dos años se le permitió abandonar el centro penal.

Sin embargo, la libertad del delincuente llegó a su fin este jueves pues fue detenido en medio de un operativo ejecutado por la Fiscalía de Heredia y el OIJ, en el cual se realizaron cuatro allanamientos en San Joaquín de Flores, Granadilla de Curridabat, Barva de Heredia y en El Guarco de Cartago.

Junto a Araya también fueron capturados dos hermanos apellidados Alegría Álvarez, con antecedentes por narcotráfico, estafa y robo; y un hombre de apellidos Alvarado Quesada, quienes también formaban parte del grupo narco.

De acuerdo con las autoridades, en la casa allanada en El Guarco de Cartago se encontraba el laboratorio narco de los bichos. Allí los agentes hallaron más de 400 matas de mota que ya estaban listas para la venta.

Además se decomisaron herramientas para la preparación de la droga, así como dinero.

La Policía Judicial indicó que la investigación en contra de Araya y sus compas inició en junio del año pasado, mes en el que “fundaron” la banda.

Según trascendió, los cuatro hombres se reunieron en el centro de Heredia para comprar todo los equipos necesarios y luego fue que montaron el laboratorio en Cartago.

Según el Ministerio Público, las 400 matas de mota eran la primera producción que el grupo iba a comercializar, es decir, no habían logrado ni echarse un cinco a la bolsa.