Silvia Coto, Marvin Gamboa.2 marzo, 2018
El hombre fue asesinado dentro del carro. Foto: Marvin Gamboa
El hombre fue asesinado dentro del carro. Foto: Marvin Gamboa

Un repartidor de pan identificado como Diego Murillo, de 36 años, fue asesinado la tarde de este viernes en Parrita, al parecer, era la segunda vez en pocos días que trataban de matarlo para asaltarlo, así él lo había contado en su cuenta de Facebook.

El carro en que viajaba pertenece a la panadería Aguilar, que queda en Esparza, lugar de donde era vecino.

“Día 16 de febrero 5:43 p.m. día de no olvidar en el sector de playón de Parrita al frente de antiguo aserradero San Ignacio 2. Sujetos en moto intentaron asaltarme a punta de balazos. Gracias a Dios pude escapar y así ellos no conseguir su objetivo. Solo le pido a Dios les cambie esa vida y dejen de hacer eso a las personas que andamos trabajando honradamente y dando una prosperidad al País. Bendiciones para ellos que Dios los Bendiga”, posteó el hombre en su cuenta de Facebook.

El asesinato ocurrió a las 2 de la tarde, en Playón San Isidro, en la salida hacia Los Ángeles de Parrita. Al menos tres hombres se le pararon frente al carro y sin piedad le empezaron a disparar, el hombre no tuvo chance de escapar.

La Cruz Roja confirmó que recibió tres heridas en la cabeza y dos en el pecho.

El hombre publicó esto en Facebook el 16 de febrero.
El hombre publicó esto en Facebook el 16 de febrero.

Los vecinos fueron quienes dieron la alerta a la Policía, el Grupo de Apoyo Operacional (GAO) andaba cerca por lo que cuando les pidieron cooperación por lo que lograron ver a dos de los sospechosos cuando escapaban.

La oficina de prensa del Ministerio de Seguridad Pública informó que los dos hombres se atrincheraron en una casa, por lo que los oficiales lo rodearon, hasta que llegó la autorización para entrar a la casa a sacarlos.

Los Policías detuvieron a los dos sospechosos quienes aseguraron tener 16 y 17 años, ellos fueron entregados al OIJ quienes deberán identificarlos.

Un tercer sospechoso está en fuga por lo que se mantiene un operativo en la zona.

Las autoridades no han indicado si al hombre le robaron algunas de sus pertenencias y el dinero.

Los vecinos comentaron que estaban muy tristes porque Diego tenía muchos años de repartir pan en la zona y era una persona amable, trabajadora y sociable, además estaban indignados porque él le había contado a varios sobre el otro intento de asalto.

La Policía informó que Murillo tenía antecedentes por un decomiso de marihuana que se le había hecho hace dos años.