Rocío Sandí.25 mayo, 2019

Un hombre entró a unas cabinas en el centro de Jacó y se fue directamente a la habitación en la que estaba Eduardo Antonio Porras Morales, de 34 años, a quien asesinó.

El maleante abrió la puerta a patadas y empezó a agarrarse con Porras. En el pleito los dos salieron de la habitación y caminaron hacia la entrada de la propiedad, pero ahí el agresor sacó un puñal e hirió a Eduardo en el cuello y la barbilla, causándole la muerte en el lugar.

Los mismos vecinos alertaron a la policía sobre el homicidio. Foto: Cortesía para LT.
Los mismos vecinos alertaron a la policía sobre el homicidio. Foto: Cortesía para LT.

Luego del enfrentamiento, el homicida escapó del lugar y pese a que la policía hizo una búsqueda en la zona, no lograron dar con él.

Cuando los agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) llegaron a revisar la escena, encontraron un montón de sangre en el pasadizo de las cabinas y también una escoba quebrada a la mitad, por lo que no descartan que la víctima la haya usado para intentar defenderse del agresor.

Aunque la investigación por el homicidio apenas está empezando, las autoridades presumen que se trata de un ajuste de cuentas, ya que Porras tenía antecedentes penales por los delitos de homicidio, robo agravado, agresión con arma y robo de vehículos.

Los oficiales de momento están indagando desde hace cuánto tiempo la víctima estaba en esas cabinas y si ya antes había tenido algún pleito en la zona.

La página web del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) registra que Eduardo era casado y deja seis hijos: cinco mujeres y un varón con edades entre los dos y los 14 años. Además, el registro electoral aparece que es de San Diego de La Unión, Cartago.

Si usted tiene más información sobre el crimen o sabe dónde está el asesino, llame lo antes posible a la línea confidencial del OIJ 800-8000-645.

Las estadísticas del OIJ registran que en lo que va del año, en Puntarenas se han dado 19 homicidios. De ellos nueve se han dado en el cantón central, dos en Corredores, dos en Garabito, dos en Esparza, uno en Golfito, uno en Buenos Aires, uno en Osa y otro en Quepos.