Sucesos

Banda acusada de matar a Creighton habría pedido la guía espiritual de un santero cubano

La mamá del supuesto líder de la banda le habría mandado varios mensajes al santero para que rezara por el éxito en el secuestro de William Sean Creighton

“Padrino, vamos en persecución, ya lo llevamos pegado”, “reza”, “ya lo tenemos”, “pon protección”, “te lo ruego”, “ve a mi hijo y a mí”, “padrino, te ruego, pon protección, hubo un accidente de carro”, “padrino, este hombre no quiere hablar, no quiere pagar”.

Esos son algunos de los mensajes que le habría mandado una mujer de apellidos Vega Aguirre a un ‘santero’ en Cuba (algo así como ‘un brujo’ en Costa Rica). Ella es una de las acusadas por el secuestro y asesinato del empresario estadounidense William Sean Creighton.

Las autoridades afirman que el ataque fue liderado por el hijo de Vega, un hombre de apellidos Morales Vega.

José Peñaranda, fiscal contra Narcotráfico y Delitos Conexos, expuso estos mensajes durante sus conclusiones, las cuales dio este jueves 31 de marzo en un juicio que se ha alargado por ocho meses.

El Ministerio Público señaló que son muchos textos; sin embargo, mostró los del 15, 19 y 25 de setiembre del 2018.

El del 15 de setiembre decía: “Padrino necesitamos un trabajo muy fuerte para este caso y mucha ayuda de tu parte, mi niño te va a retribuir muy bien, solo dime qué podemos hacer”.

Luego, del 19 de setiembre se extrajo: “Padrino, pega una leída a (nombre de su hijo de apellido Morales Vega), sabes que está muy tenso padrino, pregunta si se le va a poner de frente William Sean Creighton”, “padrino, vas a ver que si te vas a venir y que si este hombre aparece de inmediato vamos a estar allá, reza mucho por nosotros, te necesitamos y todas tus obras nos han pegado, yo tengo mucha fe, igual que este niño”.

Entre la noche del 24 de setiembre y la madrugada del 25 de setiembre supuestamente envió los mensajes que le transcribimos al inicio de esta nota, hablando sobre la supuesta detención de la víctima y en los que le pedía que rezara por ellos.

William Sean Creighton. Foto tomada del sitio web de William Sean Creighton

Las autoridades obtuvieron estos textos por medio de un testigo del juicio, de nombre Jesús, y al que también llamaban ‘padrino’, por medio de una videoconferencia desde Cuba.

Para el Ministerio Público, estos muestran parte del plan para atacar al empresario y que no se trató de una situación al azar.

Creighton, también conocido como ‘Tony’, estaba asentado en Costa Rica e incluso estaba casado con una tica, producto de su amor tenían dos hijos. Él fue visto con vida por última vez la noche del del 24 de setiembre del 2018, cuando desapareció luego de ir a dejar a un amigo-empleado de su empresa a Granadilla.

La familia del estadounidense pagó $900.000 (poco más de ¢553 millones) por su liberación; sin embargo, Creighton nunca regresó y en setiembre del 2019 fue hallado sin vida enterrado en una fosa en Quepos.

Piden condena de 679 años

La Fiscalía acusó a 11 personas; sin embargo, señala que más personas participaron en el hecho, pero no dieron con ellas.

De estos acusados, uno de ellos, de apellidos Ford Dowman, aceptó la culpa y se sometió a un proceso abreviado en el que lo condenaron a 33 años de cárcel.

Mientras que los otros diez acusados son: el supuesto líder de la banda, un hombre de apellidos Morales Vega; la mamá de él, apellidada Vega Aguirre, y la novia, de apellidos Solís Chaves. Además están la abuela de Morales Vega, apellidada Aguirre Leal, y un tío del supuesto líder, de apellidos Vega Aguirre.

Y también se encuentran en juicio otras personas de apellidos Martínez Chacón, Sanabria Abarca (una maestra), Sánchez Gamboa, Medrano Vargas y Jirón López (los dos últimos son oficiales de Tránsito).

La Fiscalía le pidió al Tribunal Penal de Goicoechea una sentencia de 4 años de cárcel para el hombre de apellidos Martínez Chacón, por el delito de asociación ilícita, pues supuestamente su función fue ser mensajero y chofer para la familia de los líderes luego del secuestro.

Mientras que para cada uno de los otros nueve integrantes pidió 75 años de cárcel (50 por el secuestro, 10 por asociación ilícita y 15 por robo agravado), para un total de 679 años en la prisión para la banda.

Según la investigación del OIJ y Ministerio Público, el secuestro de Creighton se logró porque los dos oficiales de Tránsito acusados, supuestamente le pidieron que se detuviera, pero en ese momento lo secuestraron y lo mantuvieron en cautiverio en una casa en La Trinidad de Moravia, propiedad de una anciana de apellidos Aguirre Leal, abuela del supuesto líder.

En apariencia, desde ahí hicieron llamadas de extorsión hacia la familia de la víctima.

A los sospechosos los detuvieron el 11 de enero del 2019 mediante varios allanamientos, incluso la Policía española detuvo en Zaragoza a los líderes de la banda. Allá, supuestamente, se daban una vida de lujos .

Para la próxima semana se espera que los defensores de los imputados den sus conclusiones y luego las juezas decidan su veredicto.

Alejandra Portuguez Morales

Alejandra Portuguez Morales

Bachillerato en Periodismo en la Universidad Internacional de las Américas y licenciada en Comunicación de Mercadeo en la UAM. Con experiencia en temas de sucesos y judiciales.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.