Alejandra Portuguez Morales.24 noviembre, 2020

Una finca escondida en una zona montañosa a la que cuesta llegar era la fortaleza principal de un grupo narco en Jacó.

El OIJ y la Fiscalía Adjunta contra el Narcotráfico y Delitos conexos de San José le majaba los pies al grupo y este martes allanó la propiedad, que se encuentra en el barrio Copey, en Jacó.

Alexander Elizondo, investigador de Garabito, afirmó que la propiedad le permitía a la banda a no ser detectada fácilmente por la policía y a huir en caso de un operativo.

La finca la usaban para almacenar y vender drogas.

Además del allanamiento en la finca hubo ocho más, simultáneos, en Herradura, Jacó centro, Las Parcelas, Santa Rita de Orotina y Sardinal de Guanacaste.

Detuvieron a dos mujeres --una nicaragüense de apellido Granja y una tica de apellidos Pérez Vargas-- y a siete hombres: cuatro costarricenses de apellidos: Núñez Monge, Lewis, Álvarez López y Ramírez Hernández; dos nicaragüenses apellidados Martínez Traña y Galeano Suárez y un colombiano de apellido Sánchez Lobatón quien sería el líder de la organización.

Los detenidos son dos mujeres y siete hombres. Foto: OIJ
Los detenidos son dos mujeres y siete hombres. Foto: OIJ

Las autoridades dijeron que falta arrestar a tres personas más.

Al grupo lo investigaban desde octubre del 2019 por los delitos de crimen organizado y tráfico de estupefacientes, marihuana, cocaína y heroína

En los operativos decomisaron una pistola, ₡1,5 millones en efectivo, $1000 (unos 600 mil colones), drogas, municiones de arma de fuego y un vehículo.

En las casas tenían dinero en colones y dólares, drogas y municiones de arma de fuego. Foto: OIJ
En las casas tenían dinero en colones y dólares, drogas y municiones de arma de fuego. Foto: OIJ