Francisco Barrantes.8 junio, 2017
Las quemaduras del angelito eran serias. Foto: Francisco Barrantes
Las quemaduras del angelito eran serias. Foto: Francisco Barrantes

Un bebito de ocho meses resultó con quemaduras muy serias porque cayó sobre una olla con agua hirviendo.

El accidente se dio este jueves a las 8 de la noche en San Pedro de Poás, Alajuela.

Según explicó Pablo Brenes, papá del chiquito, desde hacía días el bebé tenía problemas respiratorios, así que le ponían cerca la olla con agua hirviendo y hojas de eucalipto para que respirara el vapor.

En los días anteriores le pusieron la olla debajo de la cama mientras dormía, pero este jueves decidieron ponerla en el suelo, a un lado de la cama, con tan mala suerte que el bebé dio vuelta y cayó en ella.

Los papás del niño llamaron a la Cruz Roja y los paramédicos lo llevaron al hospital San Rafael de Alajuela.

Los socorristas dijeron que el pequeño sufrió quemaduras en el 80% del cuerpo.