Por: Silvia Coto.   25 enero
La bebé tenía dos añitos. Foto Cortesía

Una tragedia acabó con la vida de una bebita la noche del viernes en un accidente de tránsito en Nosara de Guanacaste.

El OIJ confirmó la mañana de este sábado que la bebé iba sentada en los regazos de un familiar que se presume sería su mamá, pues las autoridades no dieron mayores datos sobre la familia para no revictimizarlos.

El accidente ocurrió a las 6:40 de la tarde, contiguo al cruce de La Casona.

Según informó el OIJ, la bebé de dos añitos iba en un vehículo con varios familiares, uno de los allegados la llevaba en los regazos en el asiento del acompañante, cuando por razones que se están investigando la puerta del carro se abrió y la bebita cayó en la calle.

2 años tenía la bebé

En ese momento las llantas traseras del mismo carro la atropellaron, los familiares al ver lo ocurrido se bajaron desesperados para tratar de ayudarla, pero la pequeñita tenía lesiones muy graves.

Los lugareños impactados por lo ocurrido dieron aviso al 911. Los socorristas le dieron maniobras de resucitación a la bebé por varios minutos; sin embargo, fue declarada fallecida dentro de la ambulancia de la Cruz Roja de Nosara.

Con la silla de seguridad el niño queda totalmente protegido. Foto Alonso Tenorio

El OIJ informó que el caso se encuentra en investigación para determinar cómo la bebita se salió del carro.

Los oficiales de tránsito le practicaron la alcoholemia al conductor del carro, pero esta dio negativa.

“Uno no entiende cómo pasa un accidente así, yo venía pasando por el lugar con mi esposo y de verdad que las desgracias ocurren en cuestión de segundos, no se puede juzgar, esa gente estaba desesperada y como vive uno con una pena así, pero a veces nos confiamos mucho que no nos va pasar nada y creemos que somos muy fuertes.

"Yo vi las caras de los familiares y de los cruzrojistas y casi no pude ni dormir, no sé cómo van a tener fuerzas para seguir adelante, muy duro”, dijo Rita Castro, vecina de Nosara.

Se desconocen las razones por las que la bebé no utilizaba la silla de seguridad al momento del accidente.

Siempre amarrados a la silla

La ley exige que los niños deben ir sentados en el dispositivo de seguridad desde los 0 hasta los 12 años, esto para que en el momento de un accidente se les pueda proteger la cabecita, manos y piernas.

Consultamos al paramédico Luis Rodríguez Estrada sobre las consecuencias de que un niño ande sin silla y el tipo de lesiones que puede sufrir a causa de una imprudencia.

“Los niños que pesen menos de cuarenta kilos deben andar con silla o con un soporte en el asiento, principalmente los niños menores de ocho años.

"El uso de la silla tiene que ser estricto sin importar la distancia, pero también la gente debe tomar en cuenta que hay sillas que no cumplen con las especificaciones de seguridad necesarias, por lo que hay que asesorarse, tener la silla correcta, sentar al niño y amarrarlo, ya le está garantizando al menor la posibilidad de vivir”, dijo Rodríguez.

En caso de un accidente la silla protegerá al niño. Foto Alonso Tenorio

El experto asegura que no solo hay que pensar en un choque, sino también en un vuelco.

“En un accidente la silla protege e inmovilizada al niño evitando que se salga del carro, en el caso de Guanacaste la niña se salió por no ir en la silla y probablemente el carro tampoco tenía activados los seguros de bloqueo para que no se abran las puertas.

"Los niños por gravedad al abrir la puerta salen expulsados del carro, siempre eso va provocar que lo primero que pegue con el suelo sea la cabeza, es lo que más pesa, un trauma de cráneo lo puede matar”, dijo el paramédico.

Pero además de las lesiones en la cabeza, los niños pueden sufrir lesiones en el pecho que podría provocar un paro, además fracturas múltiples y todo eso aumenta las posibilidades de que el menor fallezca o quede con secuelas graves.

“Como padres es nuestra obligación garantizar la seguridad a nuestros hijos”, aseguró el experto.