Silvia Coto, Andrés Garita.9 marzo, 2020
La bebé fue trasladada al Hospital de Niños en la madrugada. Foto: A. Garita
La bebé fue trasladada al Hospital de Niños en la madrugada. Foto: A. Garita

Una bebé de 1 año y 10 meses sufrió quemaduras de gravedad después de que una olla con agua hirviendo y le cayó encima.

El caso ocurrió este domingo a las 10:30 p. m., en Río Grande de Paquera.

Los cruzrojistas de Paquera llevaron a la bebita hasta la clínica de la comunidad, donde lograron estabilizarla para después trasladarla en una lancha desde Paquera hasta el muelle turístico de Puntarenas.

Una vez en el muelle, una ambulancia la llevó hasta el hospital Monseñor Sanabria, en el Puerto.

“La menor sufrió quemaduras en el pecho, el estómago y los brazos, al caerle agua hirviendo", comentó el cruzrojista Jocksan Naranjo, quien agregó que al parecer el menor jaló la olla.

Posteriormente, a la bebé la trasladaron este lunes en horas de la madrugada al Hospital Nacional de Niños en donde se mantiene delicadita, pero estable.

Los socorristas hicieron un llamado de atención para que los tatas mantengan a los niños lejos de la cocina. Además solicitaron que las ollas se coloquen con las agarraderas hacia adentro y que se utilicen los disco internos de la cocina. Además es importante colocar barandas en las entradas a la cocina para evitar que los niños se expongan, así como tener cuidado cuando las mesas tienen manteles, pues los niños, sobre todo en etapa de gateo, los jalan y podría caerles encima algún líquido caliente.