.26 junio, 2017
El bebecito luchó por 19 días en cuidados intensivos. Foto: Francisco Barrantes.
El bebecito luchó por 19 días en cuidados intensivos. Foto: Francisco Barrantes.

El angelito de ocho meses, que cayó el pasado 8 de junio en una olla con agua hirviendo y eucalipto en San Pedro de Poás de Alajuela, falleció en el Hospital Nacional de Niños.

El pequeño murió el domingo, en el centro médico no dieron detalles del caso por solicitud de los papás del pequeñito, quien se encontraba en la unidad de cuidados intensivos.

Según comentó una vecina de la familia , ese día la mamá y el bebé habían pasado todo el día en la clínica porque el pequeño estaba malito de los bronquios, por lo que los papás decidieron poner una olla con eucalipto hirviendo en el cuarto para que el pequeñito respirara mejor, la mamá en cuestión de segundos se durmió, ella había pasado muchas horas desvelada cuidándolo, y el bebé al darse vuelta cayó en la olla.

“Mucha gente ha juzgado la situación pero ellos lo único que querían era cuidar a su hijito enfermo y que estuviera mejor, sobre todo porque anda tanto virus respiratorio, ellos están destrozados”, dijo la vecina.

La doctora Olga Arguedas había indicado días atrás, que el menor tenía quemaduras en el 40 por ciento del cuerpito, su lesión más delicada era en el cuello y su condición era muy delicada.

Arguedas explicó que este tipo de vaporizaciones no funcionan y más bien representan un peligro para los pequeñitos.