Adrían Galeano Calvo.29 junio
Guadamuz Blandón fue detenido por oficiales de la Fuerza Pública que fueron alertados por los vecinos. Foto: MSP.
Guadamuz Blandón fue detenido por oficiales de la Fuerza Pública que fueron alertados por los vecinos. Foto: MSP.

La salvajada de intentar incendiar la casa en la que estaban su esposa y sus dos hijos menores de edad le podría salir bien caro a un hombre de apellidos Guadamuz Blandón.

A partir del próximo miércoles 3 de julio el bicho tendrá que sentarse en la silla caliente y afrontar a los jueces del Tribunal Penal de Liberia.

Guadamuz fue acusado por la Fiscalía por el delito de tentativa de homicidio en contra de su pareja, por el cual le podrían recetar hasta más de 10 años de cárcel.

Los hechos por los que el desalmado será juzgado ocurrieron el pasado mes de febrero en Quebrada Grande de Mayorga, en Liberia, Guanacaste.

Guadamuz discutió con su esposa y la amenazó con quemar la casa en la que vivían con sus dos hijos, de seis y diez años, pero después jaló.

Luego de la bronca la mujer, cuya identidad no se dio a conocer, se acostó a dormir pensando que ya todo había pasado.

Horas después el hoy acusado regresó borracho y aprovechó que la mujer descansaba para rociar gasolina por la casa y sobre la cama en la que ella dormía.

Luego de prender el lugar, el hijo mayor de la mujer se dio cuenta de lo que estaba pasando y despertó a la mamá. Ella empezó a luchar para apagar el fuego que consumía la humilde vivienda de madera labor en la que se quemó las manos y los pies.

Finalmente el sospechoso fue detenido por un grupo de oficiales de la Fuerza Pública que fueron alertados por los vecinos.