Silvia Coto.9 agosto
Las alcancías aparecieron tiradas afuera de la iglesia. Foto: Keyna Calderón
Las alcancías aparecieron tiradas afuera de la iglesia. Foto: Keyna Calderón

Los vecinos de Cot de Oreamuno están chivísimas porque dos ladrones quebraron un vitral de la iglesia de San Antonio de Padua para meterse a robar dos alcancías que contenían la platica de las ofrendas de los fieles.

Las autoridades confirmaron que el padrecito de la iglesia Adrián Calvo, alertó al OIJ y a la Fuerza Pública la mañana de este jueves que el templo había sido víctima del hampa por lo que los oficiales llegaron para iniciar la investigación.

Al parecer, los sospechosos entraron por la ventana, entre la noche del miércoles y la madrugada del jueves.

Los maleantes llegaron hasta las alcancías de los devotos de San Antonio de Padua. En esos “chanchitos” la gente echa platica para que se enciendan unas velitas que hay ahí.

Los sospechosos empezaron a vaciar las alcancías en las afueras de la iglesia y se calcula que mínimo tendrían unos ¢20.000.

Edward Monestel, subdirector regional de la Fuerza Pública en Cartago, manifestó que hicieron un rastreo por la zona, pero que no tienen datos de los responsables ni reporte de los vecinos sobre algún ruido o movimiento extraño.

Los agentes del OIJ tomaron huellas para tratar de dar con los sospechosos. Foto: Keyna Calderón
Los agentes del OIJ tomaron huellas para tratar de dar con los sospechosos. Foto: Keyna Calderón

“Recibimos un incidente a las 8:30 a. m., cuando el sacerdote de esta comunidad realizó una revisión en el lugar. Al hacernos presentes se encontró ruptura de un vitral ubicado al costado sur de la iglesia y dos alcancías que estaban tiradas ya sin dinero. Fuerza Pública custodió el lugar mientras se presentaba el personal de OIJ de Cartago para realizar la respectiva investigación. Se desconoce el monto exacto de la sustracción", precisó Monestel.

Los vecinos de la localidad están indignados con esta situación, porque además de dejarlos limpios, este jueves se quedaron sin misas por el mismo motivo.

“Es indignante que esto pase en la iglesia, esos maleantes no respetan ya ni a Dios, solo sirven para hacer daños. Solo espero que si alguien sabe quienes fueron avise y los cante, porque puede que sea poco o mucho dinero, pero es más por un asunto de respeto y también de cuidarnos entre todos”, dijo Flor Hernández, vecina.

Las autoridades tratan de localizar algún video de seguridad para tratar de dar con alguna pista.