Adrían Galeano Calvo.23 mayo
Los policías ni lo pensaron y detuvieron a los sujetos en vez de aceptar el soborno. Foto MSP.
Los policías ni lo pensaron y detuvieron a los sujetos en vez de aceptar el soborno. Foto MSP.

A dos hombres les salió barato el supuestamente intentar sobornar a unos oficiales de la Fuerza Pública con ¢400 mil para recuperar una pistola que les decomisaron, ya que pocas horas después de que la detención, los dejaron en libertad como si nada hubiera pasado.

Así lo confirmó el Ministerio Público, indicando que la Fiscalía de Hatillo no solicitó ningún tipo de medida cautelar en contra de los sospechosos de apellidos Solera López, de 20 años, y Castillo González, de 23 años.

“La Fiscalía ordenó la detención de ambos para tomarles los datos de identificación y, tras verificar que cuentan con todos los arraigos procesales (domiciliar, familiar y laboral), no se solicitaron medidas cautelares”, indicó la Fiscalía por medio de un correo.

Aunque los jóvenes fueron dejados en libertad, el Ministerio Público confirmó que se abrió una causa en la que serán investigados por el presunto delito de penalidad del corruptor (soborno), por el cual les podrían recetar hasta 6 años de cárcel.

Pistola en basurero

Los hechos por los cuales Solera y Castillo fueron detenidos ocurrieron la noche del miércoles en Alajuelita, San José, cuando los uniformados realizaban un recorrido de rutina y recibieron una alerta por un caso de violencia doméstica en el residencial La Antolina.

“Al llegar, los oficiales encontraron dentro de un vehículo al presunto agresor, apellido Solera, quien fue aprehendido. Sin embargo, también salió de la casa un sujeto (Castillo) que intentó huir, pero fue detenido”, indica el reporte policial.

En la casa de la supuesta mujer agredida, los uniformados encontraron una pistola dentro de un basurero, por lo que al no tener dueño la decomisaron.

Al final los policías tuvieron que dejar en libertad a los dos sospechosos, pues la supuesta víctima no quiso interponer la denuncia ni firmar el parte policial, por lo que los agentes se fueron solo con el arma decomisada.

Los oficiales continuaron con sus recorridos por San Josecito de Alajuelita y a los pocos minutos se encontraron de nuevo con los dos jóvenes, quienes se acercaron a ellos para ofrecerles cuatro tejas para recuperar la pistola decomisada.

Los uniformados ni lo pensaron para detenerlos y subirlos de un solo a la perrera. Finalmente los sospechosos fueron presentado ante la Fiscalía de Hatillo y poco después quedaron libre.

Trascendió que las autoridades están investigando si esta arma fue utilizada en algún crimen, lo que explicaría el porqué los muchachos estaban tan interesados en recuperarla.