Alejandra Portuguez Morales.10 junio

Al valiente guerrero lo esperaron después de la última sesión de radioterapia.

Gabriel Castro García, de 4 años, es un pequeño guerrero que pelea contra el cáncer.

La ilusión de él es ser bombero y este sueño llegó a oídos de los rescatistas del Cuerpo de Bomberos de Pavas, quienes le cumplieron su deseo este miércoles 10 de junio, luego de que recibió su última radioterapia en el hospital México.

Al pequeño lo esperaron en el centro médico con un camión de bomberos, le llevaron a la mascota Jack, le dieron regalos y sintió todo el cariño de los empleados de esa institución.

A Gabriel le llevaron varios regalos. Foto: Cortesía de Bomberos
A Gabriel le llevaron varios regalos. Foto: Cortesía de Bomberos
Los bomberos y el personal de Cuidados Paliativos del hospital México le dieron la sorpresa al pequeño. Foto: Cortesía de Bomberos
Los bomberos y el personal de Cuidados Paliativos del hospital México le dieron la sorpresa al pequeño. Foto: Cortesía de Bomberos

Gabriel es vecino de Piedades de Santa Ana y tiene cáncer en la cabecita, a él le descubrieron esta enfermedad el 14 de marzo anterior.

Luego de varios exámenes, tuvo que recibir 30 sesiones de radioterapia, a las cuales siempre fue con un uniforme de bombero, que se lo regaló el personal de la Unidad de Cuidados Paliativos del hospital México.

Doña Sandra García, mamá del chiquito, dijo que los médicos le dijeron que estas sesiones son para que él tenga calidad de vida; sin embargo, el proceso sigue y ahora será atendido en el hospital de Niños.

“Fue una experiencia muy linda. Cuando nos dieron el diagnóstico y que debía recibir 30 sesiones, sentí que nunca iba a terminar, pero ahora sentí que fue ayer que nos dieron el diagnóstico. Mi hijo estaba muy contento y yo estoy completamente agradecida con los bomberos y el personal médico”, expresó esta mamá.

Sandra, la mamá de Gabriel, dijo estar muy agradecida por el gesto de amor con su hijo. Foto: Cortesía de Bomberos
Sandra, la mamá de Gabriel, dijo estar muy agradecida por el gesto de amor con su hijo. Foto: Cortesía de Bomberos

Cristhian Sánchez, bombero de Pavas, fue uno de los que estuvo en la actividad con el chiquito y destacó la valentía de este pequeño y su mamá.

La mamá de Gabriel es enfermera, pero no ejerce. Doña Sandra le pide a los demás papitos que siempre estén pendientes de sus hijos, ella supo que algo le pasaba a su pequeño desde finales de febrero cuando vio que no podía enfocar bien y que por eso doblaba la cabeza, en ese momento le diagnosticaron miopía.

Pero el 10 de marzo vio que no era la vista, ya que el niño no podía agarrar el lápiz para dibujar, luego tuvo problemas en el brazo y el pie derecho, fue cuando los médicos le dijeron que tenía un deterioro cerebral y luego detectaron el cáncer.