Adrían Galeano Calvo, Keyna Calderón.21 octubre, 2019
El incendio alcanzó a dañar la farmacia y otro local en el que se encuentra un restaurante. Foto Keyna Calderón.
El incendio alcanzó a dañar la farmacia y otro local en el que se encuentra un restaurante. Foto Keyna Calderón.

Un incendio en el histórico edificio que alguna vez fue casa del doctor Max Peralta tuvo a los brumosos con el corazón en la mano, pues temían que el fuego lo destruyera por completo.

Afortunadamente el Cuerpo de Bomberos logró evitar la tragedia; sin embargo, las llamas dejaron muchos daños a su paso.

El hecho ocurrió este lunes a eso de las 5:30 a.m. en el Centro Comercial Plaza Domo, ubicado al costado sur de las Ruinas de Cartago, y que es conocido porque ahí se encuentra la Botica Central, que fue construida en 1886.

Esta farmacia es todo un símbolo en la provincia, motivo por el cual fue declarada como patrimonio histórico-arquitectónico del país en el 2002.

“Al llegar nos encontramos una estructura, en la cual hay una farmacia y un restaurante, que tenía fuego en su parte superior y cielo raso. Atacamos las llamas por tres puntos para evitar que se propagarán y así controlar el incendio”, explicó Gilbert Warren, jefe del batallón de Bomberos de Cartago.

Varias personas se sentían angustiadas al pensar que el fuego podría destruirlo todo. Foto Keyna Calderón.
Varias personas se sentían angustiadas al pensar que el fuego podría destruirlo todo. Foto Keyna Calderón.

En su reporte, los bomberos indicaron que las llamas dañaron cerca de 300 metros cuadrados del centro comercial.

Además, indicaron que de momento se desconocen las causas que provocaron el fuego, pero determinaron que las llamas se originaron en la parte alta de uno de los locales.

Este edificio fue por mucho tiempo el hogar del distinguido médico Max Peralta. En ese lugar también tuvo su consultorio y una pequeña botica, con la cual ayudaba a personas de escasos recursos. El médico murió en enero de 1922 a raíz de un cáncer.
Angustiados

Las llamas que amenazaron con devorar la casa de don Max tomaron por sorpresa a varios cartagineses que iban para el trabajo y que se detuvieron a observar con angustia como las llamas hacían de las suyas.

“La puerta principal posiblemente sea de los años 1800 y nos da mucho pesar verla así toda destrozada. Ojalá que como no se destruyó por completo logren hacer una restauración, más que todo en la parte de arriba en las cerchas. Es doloroso ver este lugar, que uno conoce desde hace muchos años, en ese estado", dijo Cristian Sánchez.

Los bomberos informaron que el edificio sufrió daños en su techo. Foto Keyna Calderón.
Los bomberos informaron que el edificio sufrió daños en su techo. Foto Keyna Calderón.

Adolfo Pacheco, vecino de Cartago, dijo que lo sucedido en la farmacia fue un golpe muy duro para todos los brumosos, pues no hay un solo cartago que no conozca ese lugar.

“Toda la vida he conocido la farmacia Central (ahora La arboleda), mi mamá venía mucho aquí a comprar, especialmente cuando uno estaba en la escuela y le pegaban los piojos. Hace muchos años también hubo un consultorio médico, a mis tías las atendían ahí, da bastante nostalgia”, dijo Pacheco.

Actualmente la propiedad le pertenece a la Hermandad de la Caridad de Cartago, una institución de bien social, la cual también lamento lo sucedido.

“Esas puertas y ventanas datan de más de 150 años. La estructura en un alto porcentaje viene desde el origen de la casa porque es Patrimonio Histórico. Desconocemos un monto aproximado de las pérdidas, no sólo es la pérdida económica sino también sentimental para los cartagineses ", dijo Geovannie Fedullo, miembro de la junta administrativa.

Hace 17 años el edificio fue declarado patrimonio histórico-arquitectónico del país.
Los bomberos tuvieron que usar tres extintoras para controlar las llamas. Foto Keyna Calderón.
Los bomberos tuvieron que usar tres extintoras para controlar las llamas. Foto Keyna Calderón.
Restauración

Debido a la importancia que tiene este edificio Diego Meléndez Dobles, director del Centro de Patrimonio Cultural, explicó que este martes una arquitecta será enviada a hacer una evaluación de los daños para luego asesorar a los propietarios en las labores de restauración.

“Por las fotos que hemos visto los daños son principalmente en el techo, al parecer la fachada no sufrió grandes daños porque esta construida con ladrillos. Nosotros vamos asesorar para que los trabajos se hagan respetando las características históricas del edificio”, dijo.

Meléndez aclaró que este edificio no es original de 1886, por decirlo de alguna forma, pues la farmacia quedó completamente destruida por el terremoto de 1910 y se tuvo que construir de nuevo usando ladrillos.

En el 2009 la Hermandad de la Caridad de Cartago obtuvo el permiso del Centro de Patrimonio Cultural para construir el Centro Comercial Plaza Domo alrededor de la conocida farmacia, el cual tuvo un costo de ¢400 millones.