Adrían Galeano Calvo.16 septiembre, 2020
El bus místico es un punto muy visitado por ciclistas. Foto Sinac.
El bus místico es un punto muy visitado por ciclistas. Foto Sinac.

El autobús abandonado dentro del parque nacional Braulio Carrillo es tan místico que pronto desaparecerá.

No porque el chunchón tenga poderes, sino porque el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC) le ordenó al dueño de la finca donde está el bus que debe sacarlo lo antes posible.

“Queremos sacar este bus porque está causando un impacto negativo a la integridad ambiental de este sitio. En la prevención administrativa que se hizo se ordenó eliminar todos los restos de chatarra”, dijo Carlos Alfaro, administrador del parque nacional Braulio Carrillo.

Rafael Gutiérrez, director regional del Área de Conservación Central del Sinac, explicó que esta decisión también se debe al daño que provocan varias de las personas que visitan el místico bus.

“Sabemos de la existencia de ese bus desde hace más de veinte años, antes teníamos accesos ilegales, pero en realidad eran esporádicos, recientemente el tema se ha ido acrecentando, por lo que hay una tendencia a visitar el sitio principalmente por personas que gustan de las caminatas y de andar en bicicleta”, dijo.

Historia incierta

La historia que hay detrás del bus místico es todo un misterio, ya que ni siquiera los administradores del parque nacional saben cómo llegó ahí.

Para llegar al bus hay que caminar más de 3 kilómetros desde San Rafael de Heredia, pasando por el monte de La Cruz.

Según el Sinac, el bus y las contantes visitas han dañado el área. Foto Sinac.
Según el Sinac, el bus y las contantes visitas han dañado el área. Foto Sinac.

“Lo que me han contado es que incluso hubo dos buses, porque en aquellos tiempos el camino se mantenía en buenas condiciones, pero no sabemos bien por qué lo abandonaron ahí”, dijo Alfaro.

Según las autoridades hay varias versiones sobre lo que le pasó a este famoso bus, una de ellas es que en 1995 fue comprado por un hombre que quería usarlo para un proyecto en la montaña, pero luego se echó para atrás y lo dejó ahí botado.

Otra versión menciona que el bus fue usado para una excursión de una escuela de Heredia, pero al chofer se le varó en ese lugar, por lo que el hombre jaló y dejó a todos botados, supuestamente los niños y los profesores tuvieron que salir de la montaña caminando.

También está el cuento de que el bus le perteneció a un hombre que vivía en un pequeño poblado dentro de esa finca y decidió traérselo desde el centro de Heredia, poco tiempo después las personas que vivían ahí se fueron y dejaron el bus botado.

“En realidad no hay un plazo definido para que saquen el bus, pero vamos a darle seguimiento para que se cumpla como tal”, dijo Carlos Alfaro, administrador del parque nacional Braulio Carrillo.
Frenaron peaje
Las autoridades dijeron que varios sujetos cobraban peaje a la finca sin demostrar ser los verdaderos dueños. Foto Sinac.
Las autoridades dijeron que varios sujetos cobraban peaje a la finca sin demostrar ser los verdaderos dueños. Foto Sinac.

Gutiérrez contó que otro problema que arrastró el chunchón es que varias personas estaban cobrando un peaje de un rojito a los visitantes que querían entrar a la finca, sin ser de los gavilanes.

“Se les dijo que no pueden seguir cobrando y se les solicitó el estudio de antecedentes sobre la propiedad. Aunque ese sector fue declarado en el 2015 como parte del parque nacional, nosotros como administración tenemos que corroborar que las fincas han sido adquiridas por el Estado", mencionó.

Además, el Sinac consultó a la muni de San Rafael de Heredia para conocer si el camino que es usado por los visitantes es público o privado, para así determinar si el acceso a esa zona será cerrado para siempre.

“No queremos que las personas crean que por suspender el cobro pueden ingresar libremente a esas propiedades, más bien es lo contrario, queremos que las personas ya no entren para evitar que se cause más daños al suelo y al sitio”, añadió Alfaro.