Adrían Galeano Calvo.16 mayo
Los agentes del OIJ le pegaron un buen susto al mocoso al botarle la puerta de su casa. Foto OIJ
Los agentes del OIJ le pegaron un buen susto al mocoso al botarle la puerta de su casa. Foto OIJ

Un menor de edad de 15 años tuvo el peor despertar de su vida este jueves.

Lo sacó de la cama un grupo de agentes del OIJ que llegó a buscarlo a su casa por ser sospechoso de robar 13 pares de guantes de boxeo.

El allanamiento fue a eso de las 6 de la mañana y lo llevaron a cabo investigadores de la delegación de Liberia, en Guanacaste. Fue en el barrio 25 de Julio.

De acuerdo con la Policía Judicial, el joven cuya identidad está protegida por ley por ser menor de edad, cometió robo agravado.

Según el informe del OIJ, los hechos por los cuales lo agarraron ocurrieron entre el sábado 4 y el domingo 5 de mayo de este año. Dicen las autoridades que el joven usó un árbol para subir al techo del gimnasio municipal de Liberia y luego meterse.

Una vez adentro –detallan las autoridades– se metió a la bodega y allí agarró los 13 pares de guantes de boxeo y salió por donde había entrado.

¡Sonó!

Después de conocer del robo, los agentes hicieron varias tareas de vigilancia y se dieron cuenta quién era el sospechoso.

Por medio del operativo de este jueves, los investigadores decomisaron un teléfono celular, una carabina y una pistola del calibre 22. Sin embargo, no habrían encontrado ni un par de los guantes sacados del gym.

El muchacho fue puesto a las órdenes de la Fiscalía Penal Juvenil.