Alejandra Portuguez Morales.25 junio

Las autoridades judiciales detuvieron a uno de los sospechosos de matar a un hombre dentro de un restaurante KFC durante un asalto.

El supuesto delincuente, de apellidos Arias castillo, de 24 años, fue capturado luego de que el OIJ allanara su casa en San Rafael Abajo de Desamparados. Allí decomisaron importante evidencia para la investigación, como ropa, un celular y un arma no letal.

Arias es sospechoso del homicidio de Rafael Alexánder Mora Méndez, de 41 años.

Un hombre de apellidos Arias Castillo, de 24 años, es el sospechoso del homicidio. Foto: OIJ
Un hombre de apellidos Arias Castillo, de 24 años, es el sospechoso del homicidio. Foto: OIJ

La víctima murió el jueves 11 de julio del 2019, pasadas las 8:30 de la noche, dentro del local de comidas rápidas en San Rafael Abajo de Desamparados. Mora estaba comiendo cuando al menos dos antisociales entraron al local amenazando a clientes y empleados.

Mora andaba un anillo de oro, que tiene la imagen de la cabeza de un león, al parecer a los ladrones les llamó la atención y lo amenazaron para que lo entregara. En apariencia, Mora se opuso y hubo un enfrentamiento entre él y el asaltante, lamentablemente este último no tuvo piedad y le disparó en la cabeza.

Mora murió dentro del restaurante.

Rafael tenía 41 años y era un pulseador. Foto: Tomada de Facebook
Rafael tenía 41 años y era un pulseador. Foto: Tomada de Facebook
Anillo con gran valor sentimental

Mora no tenía ningún tipo de problemas con la justicia.

Ese jueves él pasó a una peluquería, pero la estaban cerrando, por lo que decidió ir a cenar al KFC.

Lisandro Porras, líder de la seguridad comunitaria de San Rafael Abajo, aseguró, el día que ocurrió el homicidio, que el anillo que andaba Mora era de gran valor sentimental, debido a que fue un regalo que le había dado la mamá, quien falleció en el 2016.

El homicidio ocurrió dentro del KFC en San Rafael Abajo de Desamparados. Fotos: Mayela López
El homicidio ocurrió dentro del KFC en San Rafael Abajo de Desamparados. Fotos: Mayela López

“La propia familia nos lo contó, además nos dijeron que antes de que lo mataran, él estuvo con unos familiares compartiendo en un cumpleaños”, manifestó Porras hace un año.

Un amigo cercano de Mora, quien pidió no revelar su identidad, mencionó que él solo usaba el anillo de vez en cuando, le gustaba mucho y lo cuidaba.

El fallecido era vecino de Cartago, se ganaba la vida alquilando apartamentos y carros, además dejó una hija de 20 años.