Alejandra Portuguez Morales.3 agosto, 2019

Dos chinos y dos ticos son investigados por infringir la Ley de Conservación de Vida Silvestre y la Ley de Protección, Conservación y Recuperación de las Poblaciones de Tortugas Marinas.

Los primeros en ser detenidos fueron los orientales de apellidos Mai y Li, quienes son sospechosos de cazar aves en las cercanías del Parque Nacional Palo Verde, en Guanacaste.

A ellos los sorprendieron el 1 de agosto los funcionarios del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC) cuando recorrían las parcelas aledañas al Parque Nacional.

A los extranjeros les decomisaron un halcón gris, dos garzas tigre, diez palomas aliblanca, dos martinete coroninegro y una caracara. Todas las andaban en una hielera.

Además les decomisaron un carro BMW en el que iban. Ambos fueron pasados a la Fiscalía de la localidad.

En la detención también participaron funcionarios destacados de la Reserva Biológica Lomas Barbudal y del Programa Control y Protección del Área de Conservación Arenal Tempisque.

Los orientales de apellidos Mai y Li, andaban las aves que cazaron en un hielera. Foto: Tomados de Área de Conservación Guanacaste
Los orientales de apellidos Mai y Li, andaban las aves que cazaron en un hielera. Foto: Tomados de Área de Conservación Guanacaste
Rescatan huevos de tortugas

En otro operativo del Sinac, con ayuda de oficiales de la Policía de Fronteras, detuvieron el mismo 1 de agosto a dos sujetos de apellidos Robleto y Fernández, a los que les quitaron 710 huevos de tortuga marina.

A los saqueadores de huevos los agarraron en la bocana de Tortuguero. Robleto y Fernández, al ver la presencia policial, tiraron al zacate los bultos que cargaban y salieron corriendo.

Los 710 huevos fueron llevados a un lugar donde los van a enterrar y darán seguimiento con la intención que puedan reventar en tortuguitas. Foto: MSP
Los 710 huevos fueron llevados a un lugar donde los van a enterrar y darán seguimiento con la intención que puedan reventar en tortuguitas. Foto: MSP

Las autoridades se dividieron, unos siguieron a los sospechosos y otros fueron al rescate de los bultos. Los tipos fueron detenidos y pasados a la Fiscalía de Guápiles, en Pococí.

Los huevos fueron enviados a la ONG Sea Turtle Conservancy, que está en Tortuguero y se especializa en conservarlos.

Los huevos volverán a ser incubados y monitoreados para tratar de que el mayor porcentaje posible logre convertirse en tortuguitas y así evitar que terminen en bocas de bares.

Los orientales de apellidos Mai y Li fueron pasados a la Fiscalía. Al igual que los ticos que llevaban los huevos. Foto: Tomados de Área de Conservación Guanacaste
Los orientales de apellidos Mai y Li fueron pasados a la Fiscalía. Al igual que los ticos que llevaban los huevos. Foto: Tomados de Área de Conservación Guanacaste