Redacción .24 septiembre

Don Hermes Quijada, de 63 años, fue el héroe para 10 adultos y cinco niños que por poco se ahogan cuando se hundió el velero en el que navegaban.

La embarcación, de nombre Albatross, fue la que naufragó la tarde de este miércoles 23 de setiembre en Tamarindo, Guanacaste.

En un principio, el Ministerio de Seguridad Pública (MSP) dijo que se trató de un catamarán; sin embargo, este jueves, al comenzar con las investigaciones, detalló que se trataba de un velero que regresaba de un tour en playa Huevo.

Quijada, le dijo al periódico La Nación que él es médico de profesión y fue el primero en enterarse que la embarcación tenía problemas.

"Los segundos pasaban y el nivel de agua no bajaba, más bien seguía entrando el agua en cantidades enormes. La gente ni cuenta se dio porque el problema era adentro. La gente disfrutaba de las ballenas mientras yo veía que nos hundíamos.

Los Guardacostas encontraron partes del velero. Foto: Cortesía de MSP
Los Guardacostas encontraron partes del velero. Foto: Cortesía de MSP

“Ahí activamos el protocolo y uno de los marineros buscó los chalecos salvavidas y los repartió. Comunicamos la situación a las personas y las tranquilizamos. Les pedimos que se movilizaran hasta la popa (parte posterior), que era en donde los muchachos preparaban la panga que yo siempre ando por cualquier emergencia”, expresó.

El 911 recibió la alerta a las 5:37 p.m. y cuando los Guardacostas llegaron vieron que el capitán tenía a todos los tripulantes a salvo.

“Desde siempre, mi costumbre ha sido andar una panga. No solo pensando en una emergencia, sino para mayor facilidad de las personas que transporto. Por dicha la andaba, porque la clave aquí fue andarla”, dijo el capitán.

A Quijada le dolió ver que su trabajito se hundía con la embarcación.

Martín Arias, director de Guardacostas, dijo que la Capitanía de Puertos del MOPT de playas del Coco está investigando las causas de este accidente.