Silvia Coto.20 abril
Los hombres ofrecían servicios de Internet y cable a costillas del ICE. Foto: Ilustrativa
Los hombres ofrecían servicios de Internet y cable a costillas del ICE. Foto: Ilustrativa

La Fiscalía Adjunta de Fraudes y Cibercrimen realizó tres allanamientos en Cartago contra un grupo que aparentemente modificó el funcionamiento de la señal de internet del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) para vender servicios de internet y cable.

El fiscal Esteban Aguilar, de la Fiscalía Adjunta de Fraudes y Cibercrimen explicó que los sospechosos, quienes alquilaban servicios al ICE de internet y televisión, crearon una plataforma en Cartago con torres y antenas que se comunican entre sí, y mediante las redes sociales empezaron a ofrecer el servicio a tercera personas como si fuera propio.

Al parecer, los sospechosos daban el servicio bajo una empresa ilegal llamada WifiNet.

El Ministerio Público informó que los imputados son tres hombres de apellidos Alvarado Badilla, quien fue detenido cuando salía de un hotel en Garabito, su casa en La Lima de Cartago también fue allanada. Los otros sospechosos son de apellidos Piedra Garro y Fernández Solano, ellos fueron detenidos en sus viviendas, en Cartago y Paraíso.

“De acuerdo con la investigación de la Fiscalía y el OIJ, se presume que Alvarado habría adquirido al menos 57 cajas para la recepción de señal de televisión, así como servicios de 100 megas de internet.

“A Piedra se le atribuye brindar el sitio para la colocación de las torres y antenas de transmisión de la señal que ofrece los servicios ilícitos del ICE, mientras que a Fernández se le responsabiliza de los sistemas de la operación de la empresa ilícitamente conformada”, dijo la Fiscalía.

Según indicó Aguilar, el delito que se les investiga es sabotaje informático en el que se sanciona la modificación sin autorización del propietario de una frecuencia o una señal en beneficio propio, es la primera causa que se investiga por ese delito en la Fiscalía Adjunta de Fraudes y Cibercrimen.

Durante los allanamientos, los investigadores han estado en busca de celulares, computadoras, y otros aparatos.

En el caso de las personas que contrataron el servicio no serán investigadas.