Silvia Coto.10 mayo
El accidente ocurrió en la cuesta de Barrio Cuba, los vecinos aseguran que ahí los choques son constantes. Foto: Mayela López
El accidente ocurrió en la cuesta de Barrio Cuba, los vecinos aseguran que ahí los choques son constantes. Foto: Mayela López

El gremio de los carniceros está de luto por la muerte de Reiner Alfonso Soto Córdoba, quien falleció víctima de un accidente de tránsito.

Aunque Soto, de 45 años, toda su vida había breteado como carnicero, estaba sin trabajo, por eso mientras tanto la estaba pulseando como taxista pirata y la noche del martes 7 de mayo, mientras daba un servicio, fue víctima de un choque en la entrada al Pochote, en Barrio Cuba, San José.

El carro quedó destrozado. Foto: Cortesía de Accidentes de Costa Rica
El carro quedó destrozado. Foto: Cortesía de Accidentes de Costa Rica

Las autoridades informaron que el accidente ocurrió a las 8:30 p.m. Aparentemente, un bus que iba de Hatillo hacia San José invadió el carril por donde venía don Reiner en su carro junto a un cliente, el bombazo fue inevitable.

Los testigos dijeron a las autoridades que el autobús iba demasiado rápido y que se abrió (en una curva que está en una cuesta) al punto de adueñarse de ambos carriles.

“El bus venía muy rápido, esos maes de los buses pasan por aquí y nos le importa nada, se escuchó un estruendo muy fuerte. Si el bus hubiera venido lleno capaz y que esto termina en una tragedia”, dijo un vecino de apellido Molina, quien asegura que se ha tirado varios choques en ese sitio.

El bombero Danny Ramírez confirmó que tuvieron que usar equipo especial para cortar las latas y sacar a don Reiner y al acompañante.

Los dos fueron llevados al Hospital San Juan de Dios, donde el carnicero luchó por sobrevivir, pero finalmente falleció a las 11 de la noche de este jueves.

Carlos Rojas, carnicero de San José, asegura que la víctima era una persona muy especial.
Carlos Rojas, carnicero de San José, asegura que la víctima era una persona muy especial.
“Era una persona muy especial, lo vamos a recordar con mucho cariño”, Carlos Rojas, carnicero.

El carnicero Carlos Rojas nos contó que su gremio está muy triste por la muerte de Soto, a quien de cariño le decían “Peluche”.

“El asunto del trabajo está muy duro, él era un buen carnicero, pero estaba sin trabajo. Entonces la andaba pulseando con el carrito. La noticia me cayó como un balde de agua fría, me avisaron la noche del jueves cuando iba saliendo de la iglesia, teníamos demasiados años de conocernos y a cada rato lo veía porque él estaba trabajando en un punto de la zona de San José”, dijo Rojas.

Don Reiner cumplía años el 22 de mayo. Foto: Cortesía.
Don Reiner cumplía años el 22 de mayo. Foto: Cortesía.

Don Carlos nos contó que Soto breteó con él cuando tenía la carnicería Dos Amigos en el centro de Chepe. También trabajó en otras como la Retana, además de la Mejor y la Central en el mercado Central.

“Siempre que me veía me gritaba desde largo: ‘Mi hermano’. Hasta que se me eriza la piel en este momento de acordarme, él era una gran persona, de esas que se quitan el bocado para dárselo a otra persona. Era charlatán, alegre, siempre trataba de que todos fueran felices cerca de él, claro también tenía un carácter fuerte”, dijo el carnicero.

Rojas asegura que Soto les deja la imagen de un hombre emprendedor y muy pulseador, responsable y siempre preocupado por el bienestar de su familia.

“Él vivía enamorado de sus hijos y por ellos era que luchaba, era carnicero, pero con tal de ganarse el dinero honradamente le ponía para trabajar en lo que pudiera, a uno le duele mucho por la cercanía”, dijo.

Soto vivía en la Corina, en la Aurora de Alajuelita, este viernes fue velado en su vivienda.

“Un grupo de carniceros de los viejitos, amigos de él, vamos a acompañar a la familia. La verdad es que es una persona que deja solo buenos recuerdos, esperamos y confiamos que se haga justicia y se investigue a fondo el accidente, porque se dice que el bus tuvo la culpa y esta familia dependía de él y de su trabajo”, dijo Rojas.

Don Cristopher Salazar, era cliente de don Reiner y también aseguró que está muy triste.

“Varias veces me fui con él, yo también vivo en Alajuelita. La verdad le duele a uno que falleciera, más porque él era bien prudente para manejar, no era de hacer loco, decía que mejor despacito que no llegar. Lo vi por última vez el día del accidente, pero fue que lo salude, él andaba cerca de las paradas y yo pase porque andaba comprando unas verduras, qué se va imaginar uno que tres días después va recibir esta noticia”, dijo Salazar.

El cliente incluso nos contó que don Reiner le había dicho que ya casi era su cumpleaños, según el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) el 22 de mayo cumplía 46.

“Siempre hablaba de los hijos, tenía dos muchachitas y un muchacho, él era un papá preocupado por ellos, también siempre decía que era carnicero de corazón y que el sueño de él era tener un negocito bueno pero que le pegará, porque ahora todo está muy malo en el tema del comercio”, dijo Cristopher.