Adrían Galeano Calvo.13 junio
El chuzo quedó hecho leña. Foto cortesía.
El chuzo quedó hecho leña. Foto cortesía.

Una aparente mala maniobra le salió carísima al chofer de un carro que chocó contra el tren, pues su chuzo quedó completamente despedazado.

El accidente ocurrió pasadas las 7:30 de la noche de este jueves en Cinco Esquinas de Tibás, 200 metros al oeste del motel El Edén, en dirección hacia Calle Blancos.

La versión extraoficial que trascendió es que el conductor, cuya identidad no se dio a conocer, estaba cerca de las vías férreas y por motivos que se desconoce, el pie se le quedó pegado en el acelerador y chocó con el chunchón.

El tren se llevó al carro por delante. Foto cortesía.
El tren se llevó al carro por delante. Foto cortesía.

El tren arrastró el chuzo varios metros hasta que pegó y quedó encaramado en parte de la base de una de las agujas de seguridad, que también sufrió daños.

Afortunadamente el chofer no sufrió heridas de consideración, por lo que ni siquiera tuvo que ser atendido por la Cruz Roja.

Por esta situación este conductor se expone a una multa de ¢318 mil y a perder seis puntos de la licencia de conducir, esto a raíz de una reforma a la Ley de Tránsito, aprobada en la Asamblea Legislativa en abril pasado y que entró en vigencia el miércoles 29 de mayo.

La aguja de seguridad también salió rascando. Foto cortesía.
La aguja de seguridad también salió rascando. Foto cortesía.