Sucesos

Chocan camión remesero para robarle ¢400 millones

Para detener el camión los delincuentes usaron una buseta, la cual dejaron abandonada en la escena, y además contaron con la ayuda de un furgón que chocó al remesero.

Escuchar este artículo
Agentes del OIJ de Guápiles se hicieron cargo de las pesquisas por el asalto al remesero de la empresa Proval. Foto: Reiner Montero.

Como sacado de una película de acción, así fue el asalto cometido por un grupo de maleantes a un camión remesero de la empresa Protección de Valores (Proval), del cual robaron, extraoficialmente, más de ¢400 millones.

Para detener el camión los delincuentes usaron una buseta, la cual dejaron abandonada en la escena, y además contaron con la ayuda de un furgón que chocó al remesero.

Los hechos ocurrieron pasadas las 10:30 de la noche de este viernes sobre la carretera que comunica San José con Limón (ruta 32), específicamente del cruce de Río Frío 1,5 kilómetros en dirección hacia la capital.

Las autoridades informaron que todo se dio cuando el remesero, en el que viajaban tres custodios, se dirigía hacia San José y la buseta que iba delante frenó en seco, provocando un choque.

De la buseta se bajaron seis hombres fuertemente armados con pistolas y AK47, y encañonaron a los oficiales.

Trascendió que pocos segundos después apareció un furgón blanco, el cual chocó al camión remesero por detrás para dañarle el cajón, lo que facilitó que los otros maleantes pudieran sacar las tulas (bultos) con dinero.

La oficina de prensa del OIJ indicó que por el lugar iban pasando unos oficiales de la Fuerza Pública, quienes al ver lo que sucedía intentaron enfrentarse a los delincuentes, pero al verse superados en número tuvieron que pedir refuerzos, situación que los asaltantes aprovecharon para huir en un pick up blanco.

En una calle sin salida de una finca privada vecinos reportaron una explosión e incendio de un Toyota Hilux en el que se presume escaparon inicialmente los hampones. Foto: Reiner Montero.

Minutos después del asalto, la Fuerza Pública recibió información acerca de que en una finca privada ubicada 3 kilómetros al norte de la estación de Riteve, en La Marina Guápiles, ingresaron varios carros sospechosos y luego se escuchó una explosión.

Al llegar al lugar ,los uniformados encontraron un pick up blanco totalmente quemado, el cual coincidía con las características del chuzo que los asaltantes usaron para darse a la fuga.

Durante la noche del viernes y madrugada de este sábado, las autoridades realizaron varios operativos y cierres de carretera en Pococí, Santo Domingo de Heredia y Tibás, incluso un helicoptero estuvo sobrevolando esos lugares, pero no tuvieron éxito en ubicar a los sospechosos.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.