Alejandra Portuguez Morales.19 julio

Un chofer de bus, de apellido Torres, fue condenado a 20 años de cárcel por abusar sexualmente de su hijastra, quien es menor de edad.

La acusación la presentó la Fiscalía de Quepos y este jueves en la tarde los jueces de la zona le dictaran una condena por dos delitos de abuso sexual y una tentativa de violación. Mientras la sentencia queda en firme, estará en prisión preventiva.

La víctima tenía entre siete y ocho años cuando se dieron los hechos. Foto: Archivo / Con fines ilustrativos
La víctima tenía entre siete y ocho años cuando se dieron los hechos. Foto: Archivo / Con fines ilustrativos

El Ministerio Público probó que los hechos ocurrieron entre setiembre del 2013 y el 19 de mayo del 2014, cuando la víctima tenía entre siete y ocho años.

Ellos eran vecinos de Parrita y el hombre aprovechaba cuando la mamá de la menor salía de la casa a hacer mandados para tocar las partes íntimas de la niña. Además, en una ocasión intentó violarla.

La investigación en contra del imputado inició luego de que, a raíz de una charla sobre delitos sexuales que dieron en la escuela de la menor, ella se acercó a su profesor y le comentó la pesadilla que estaba viviendo. Por eso el personal docente de la institución se acercó a interponer la denunciar a la Fiscalía.

Las autoridades hacen un llamado a los padres o encargados de menores para que no los descuiden y desconfíen hasta de los allegados, pues la mayoría de las violaciones se dan dentro de la familia o con personas de confianza.