Por: Adrían Galeano Calvo.   25 septiembre
Si Rodríguez comete un delito en los próximos tres años será enviado al tabo de forma inmediata. Foto Archivo.

Un chofer colérico que le ofreció plata a un tráfico para que no se llevara su moto y además se gorreó por la espalda a un policía municipal se libró de tener que ir a la cárcel.

Al sujeto de apellido Rodríguez, de 22 años, le metieron una condena menor a los 3 años y, como además no tenía antecedentes, se le dio el beneficio de cumplir la sentencia fuera de prisión.

El pasado 19 de setiembre el hombre se declaró culpable por los delitos de penalidad del corruptor (soborno) y resistencia agravada; sin embargo, fue hasta este miércoles que el Ministerio Público dio a conocer el caso.

A Rodríguez le recetaron una condena de tres años, sin embargo, el Tribunal Penal de Hacienda de San José readecuó la pena a dos años.

Eso sí, el juez le explicó al condenado que si en los próximos tres años cometía un nuevo delito sí sería enviado al tabo.

Los hechos ocurrieron el pasado 31 de enero en Brasilito, Guanacaste, cuando Rodríguez viajaba en su moto y fue detenido por un tráfico y dos policías municipales por no llevar el casco puesto.

Los uniformados, además, comprobaron que no tenía licencia de conducir y la moto no tenía placas ni revisión técnica, por lo que procedieron a decomisarla.

Rodríguez le ofreció unos dólares al tráfico para que no se llevara la moto, pero como este no aceptó el joven se puso chiva y golpeó a uno de los policía municipales en la oreja derecha, luego de eso fue detenido.