Adrían Galeano Calvo, Andrés Garita.11 febrero
El carro de Herrera invadió el carril de la ambulancia. Foto Andrés Garita
El carro de Herrera invadió el carril de la ambulancia. Foto Andrés Garita

El aparatoso choque entre un carro y una ambulancia de la Cruz Roja ocurrido el pasado miércoles 6 de febrero en Caldera, Puntarenas, ya cobró la vida de cuatro personas.

La víctima más reciente es el conductor del vehículo marca Kia, quien habría provocado el accidente.

Se trata de César Herrera Araya, de 29 años, quien de acuerdo con información del departamento de prensa del hospital Monseñor Sanabria falleció este lunes a eso de las 5 de la mañana en la Unidad de Cuidados Intensivos.

El centro médico, además, confirmó que un menor de 17 años, quien viajaba en el mismo carro que Herrera, también perdió la vida la noche de este sábado; sin embargo, esta información fue dada a conocer hasta este lunes.

Este accidente ya había cobrado la vida de una chiquita de 12 años, quien falleció el mismo día en el Hospital Nacional de Niños. Ella iba en el carro manejado por Herrera junto a sus dos hermanos de 17 y 15 años, solo este último sobrevivió y ya se encuentra fuera de peligro.

445 personas fallecieron en accidentes de tránsito en el 2018.
Dentro del carro encontraron esta botella de guaro. Foto Andrés Garita
Dentro del carro encontraron esta botella de guaro. Foto Andrés Garita

El cuarto fallecido fue don Práxides Marín González, de 81 años, quien viajaba junto a su hija en la ambulancia hacia el hospital México para asistir a una cita de rutina que tenía ese miércoles. Marín era vecino de Miramar en Montes de Oro y es recordado por sus seres queridos como un gran bailarín y amante de los bueyes.

Producto del accidente, los rescatistas también tuvieron que atender a cinco personas más, de las cuales dos todavía reciben atención médica, se trata del conductor de la ambulancia, Manuel Espinoza Agüero, quien este domingo fue enviado al Hospital del trauma del INS en la Uruca, y Marlin Marín Jiménez, hija del señor fallecido.

En cuanto a los tres menores que perdieron la vida, lo que se sabe es que eran vecinos de Barranca y que el día del accidente la madre llegó al hospital porteño y le dijo a los médicos que ellos habían salido con Herrera a comprar comida desde la noche del martes, pero no regresaron.

Las autoridades judiciales todavía están tratando de determinar cómo fue que ocurrió este accidente, ya que existe una versión extraoficial que indica que todo fue provocado por otro carro que de forma imprudente adelantó a un tráiler y se metió en el carril de Herrera, quien al esquivarlo perdió el control de su chuzo y chocó de frente contra la ambulancia.

También trascendió que el Patronato Nacional de la Infancia (Pani) abrió una investigación para este caso debido a que dentro del carro del conductor fallecido se encontraron varias botellas de licor. La Policía de Tránsito confirmó que Herrera no contaba con licencia para conducir.