Rocío Sandí, Adrían Galeano Calvo.30 septiembre, 2019
El coloso registró actividad a las 5:40 a.m. Foto: Ovsicori.
El coloso registró actividad a las 5:40 a.m. Foto: Ovsicori.

El volcán Poás continua chúcaro y así lo demostró este lunes con una importante erupción de gases que obligó a las autoridades a cerrar de nuevo el ingreso al parque nacional.

Así lo confirmó la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), la cual indicó que el cierre se mantendrá durante todo este miércoles mientras expertos analizan las condiciones del coloso.

Este es el segundo cierre que se realiza en menos de 15 días, pues el pasado lunes y martes el acceso fue restringido debido a una erupción ocurrida la noche del domingo 22 de setiembre.

De acuerdo con la CNE, la nueva erupción del volcán ocurrió este lunes a las 5:40 de la mañana y de acuerdo con el Ovsicori la columna de gases alcanzó los 2 mil metros de altura sobre el cráter, además expulsó fragmento de roca.

Volcán Poás, lunes 30 de setiembre de 2019 a las 05:40 horas.

Video tomado con la cámara de monitoreo volcánico de la RSN-UCR. Se observa una erupción explosiva de tipo freática con proyección de ceniza y fragmentos de roca (algunos presentan trayectoria balística). Por las condiciones de viento que se presentaban en la cima, el material se desplazó rápidamente hacia el sector oeste y suroeste del cráter, llegando hasta el mirador. La RSN continua con el monitoreo de la actividad en el Volcán Poás. Dr. Paulo Ruiz

Posted by Red Sismológica Nacional, Costa Rica on Monday, September 30, 2019

“Debido a los estudios técnicos se le sugiere a la administración del parque que el cierre de este continué hasta el miércoles debido a la peligrosidad, pues estas erupciones pueden ocurrir en cualquier momento y que en caso de tener visitación el mirador se puede presentar algún problema”, explicó Blas Sánchez, geólogo de la CNE.

El experto dijo que con el cierre las autoridades esperan generar una ventana de tiempo que les permita analizar el comportamiento del coloso y así averiguar si hay riesgo de que se presenten nuevas erupciones.

Este trabajo de monitoreo es realizado por un equipo de especialista de la Universidad Nacional y de la Universidad de Costa Rica (UCR) que no solo estarán atentos a la expulsión de gases.

“Ellos nos han indicado que el flujo de gases hacia la superficie continua siendo alto y con una concentración importante en la zona del mirador, además las señales sísmicas de tremor (temblores) asociadas al movimiento de fluidos hacia la superficie se siguen presentando”, añadió Sánchez.

La CNE indicó que no le quitarán los ojos de encima al gigante de Poás ante esta actividad tan reciente, pero también señaló que no hay motivos para que las personas se asusten.

“Es importante recalcar que las afectaciones de momento se mantienen y se restringen únicamente a la zona del parque nacional, especialmente en la zona del mirador, y que los sitios turísticos aledaños pueden ser visitados y no representan ningún riesgo”, finalizó el geólogo.