Alejandra Portuguez Morales.29 diciembre, 2020

Un cocodrilo de dos metros y medio de largo que andaba cerca de una casa por playa en Piuta, en Limón, puso a moverse a los bomberos.

Lugareños llamaron para informar lo que pasaba, sobre todo porque a este sitio llega mucha gente a bañarse. Bomberos mandó a su personal y trataron de sacarlo para llevarlo a un lugar seguro tanto para el animal como para las personas.

El bicho les dio guerra porque la alerta la recibieron la mañana de este lunes 28, pero fue hasta las 8 de la noche cuando pudieron agarrarlo.

Un cocodrilo de dos metros y medio de largo merodeaba en la playa Piuta de Limón, cerca de una casa. Foto: Cortesía para LT
Un cocodrilo de dos metros y medio de largo merodeaba en la playa Piuta de Limón, cerca de una casa. Foto: Cortesía para LT

Nada que lo encontraban, el animal se metía al agua apenas sentía la presencia humana y así era imposible.

Mario Araya, bombero del Caribe, explicó que por la naturaleza del reptil, este siempre tiende a meterse al agua, donde tiene más fuerza, así que esperaron hasta que se cansara y volviera a la orilla.

“Para nosotros es difícil entrar en un medio ambiente en el cual el cocodrilo se mueve al cien por ciento y no se va arriesgar la integridad de un bombero para atrapar un animal de este tipo, diseñado para matar”, dijo Araya.

Ya sin luz, cuatro bomberos lograron hacerle un lazo en el hocico y cuando el cocodrilo trató de irse hacia al mar de nuevo, lo jalaron con fuerza hacia afuera.

Luego al menos dos bomberos tuvieron que subirse sobre el bichote para dominarlo y evitar que los golpeara o los mordiera y una vez a salvo, coordinaron con el Ministerio de Ambiente y Energía para llevarlo a un lugar seguro, donde ahora debe de estar tranquilo.

Los bomberos informaron que a las 11 de la noche del lunes se lo llevaron para Siquirres.

Esperan que no haya otros cocos en el sitio, pues Piuta es una playa muy visitada. Pero es usual que haya cocodrilos cerca del mar, sobre todo si hay cerca quebradas o ríos. El cuidado debe ser constante.

Un cocodrilo de dos metros y medio de largo merodeaba en la playa Piuta de Limón, cerca de una casa. Foto: Cortesía para LT
Un cocodrilo de dos metros y medio de largo merodeaba en la playa Piuta de Limón, cerca de una casa. Foto: Cortesía para LT