Mario Cordero.26 abril, 2019

Un colegial de 16 años y de apellido Barrantes murió cuando la moto en la que viajaba como acompañante chocó de frente contra un carro.

Varios testigos dijeron que, al parecer, los muchachos iban participando en un pique con varias motos más y cuando entraron a un puente, en San Pedro de Pérez Zeledón, perdieron el control, invadieron el carril contrario y chocaron contra el carro.

Cuando la Cruz Roja llegó ya el menor había fallecido. Foto: Mario Cordero.
Cuando la Cruz Roja llegó ya el menor había fallecido. Foto: Mario Cordero.

El suceso se dio este jueves en la noche, 500 metros al norte de la escuela Nueva Santa Ana.

Otra de las motos que participaba en la actividad ilegal también se vio involucrada en el suceso, pero el chofer recogió su vehículo y huyó de la escena.

Cuando los paramédicos de la Cruz Roja llegaron ya el menor había fallecido. El chofer de la moto, un muchacho de 19 años, fue estabilizado en el lugar y llevado a un centro médico en condición estable.

Según versiones de conocidos de la víctima mortal, cuando ocurrió la tragedia el adolescente acababa de salir del colegio nocturno de San Pedro.

La Teja consultó a la Policía de Tránsito si los documentos de los conductores involucrados y los vehículos están en regla, pero la entidad no contestó.

Más dolor

El lunes pasado otro motociclista murió cuando, en apariencia, también participaba en un pique. El hecho se dio en San Pedro de La Tigra, en San Carlos, del cruce de Javillos un kilómetro y medio en dirección al centro de La Tigra.

En la mayoría de choques mortales que ocurren en el país las víctimas son motociclistas. Foto: Alonso Tenorio.
En la mayoría de choques mortales que ocurren en el país las víctimas son motociclistas. Foto: Alonso Tenorio.

Carlos Mario Rodríguez Salazar, de 25 años, perdió la vida al chocar por detrás a un carro. La conductora del carro contó que ella iba muy lento porque estaba a punto de llegar a su casa, incluso ya había puesto la direccional, pero presuntamente Rodríguez iba tan rápido que no pudo detenerse cuando vio el automóvil.

La Policía de Tránsito le pide a los choferes tener consciencia y abstenerse de participar en competencias ilegales que ponen en riesgo sus vidas y las de las demás personas que transitan por las calles. Además piden respetar los límites de velocidad, ya que el ir más rápido de lo debido es la principal causa de accidentes en el país; el año pasado 122 personas murieron por esa razón.