Adrían Galeano Calvo.15 octubre
Valentina Cadavid suspendió sus estudios para venirse a Costa Rica y acompañar a su mamá. Foto Noticias Caracol
Valentina Cadavid suspendió sus estudios para venirse a Costa Rica y acompañar a su mamá. Foto Noticias Caracol

Valentina Cadavid Torres, la joven colombiana que fue asesinada junto a su novio en Tibás, vino a Costa Rica hace tres meses para poder estar más cerca de su mamá, quien aparentemente está presa en la cárcel El Buen Pastor (Vilma Curling).

La joven de 18 años, oriunda de Cali, murió la noche del viernes junto a Ricky Sanabria Méndez, de 29 años, cuando dos gatilleros agarraron a balazos el pick up en el que iban. El ataque ocurrió al frente del bar Mi Parcela en Llorente.

Medios colombianos, como Noticias Caracol, informaron que la joven fue asesinada minutos después de haber estado con su mamá.

“El atentado se perpetró, según el embajador de Colombia en Costa Rica, Angelino Garzón, en la esquina de Tibas, en la ciudad de San José, de Costa Rica, cuando la pareja se dirigía a su lugar de residencia luego que la joven Valentina fue a visitar a su señora madre, quien se encuentra privada de la libertad”, cita la publicación.

De momento no se ha dado a conocer el delito y la condena que estaría descontando la madre de Cadavid en la cárcel de mujeres.

Valentina murió luego de recibir un balazo en el cuello, ella iba en el asiento del acompañante. Fotografía José Cordero
Valentina murió luego de recibir un balazo en el cuello, ella iba en el asiento del acompañante. Fotografía José Cordero
Estudios quedaron en espera

La joven colombiana era una estudiante becada y cursaba el primer semestre de Fisioterapia en la Escuela Nacional del Deporte en Cali; sin embargo, tuvo que suspender sus estudios por la situación de su mamá.

Así lo explicó a Noticias Caracol Ximena Tejada, directora del Centro de Prácticas y Servicios de Salud de la Escuela Nacional del Deporte, quien además dijo que la joven aprovechaba sus ratos libres en Tiquicia para atender algunos pacientes, entre ellos su suegra.

“Nos duele mucho una noticia de esta magnitud. Una niña que va a visitar a su mamá a Costa Rica y allá se encuentra la muerte no es justo. Ahora lo que queda es buscar las ayudas pertinentes y también ayudar a la familia de Valentina para que le puedan dar una sepultura aquí en su tierra natal", señaló Denis Rentería a RCN Radio.

Por su parte, José Fernando Arrollo, rector de la sede universitaria, pidió a la Cancillería de Colombia que ayude con la repatriación del cuerpo, ya que la familia de Cadavid es de escasos recursos.

En cuanto a la nueva vida que había iniciado en Costa Rica, lo poco que se sabe de Valentina es que vivía junto a su novio en Barrio México, San José, y que para ganarse la vida estaba trabajando en un almacén dedicado a la venta de celulares.

Las autoridades judiciales confirmaron que la joven no contaba con ningún tipo de antecedente penal, mientras que su novio si tenía expediente por el delito de robo.