Alejandra Portuguez Morales.13 junio

Un taxista de apellidos Martínez Ávalo, de 24 años, fue detenido por el OIJ luego de que frustraran el robo de un carro.

Martínez, quien nació en República Dominicana, tiene residencia costarricense y vive en Los Guido, Desamparados, es investigado por los delitos de robo de vehículo, lesiones y resistencia.

Este hombre lo detuvieron en barrio Sinaí, en Sabanilla, la madrugada de este jueves luego de que las autoridades le dieran persecución, se diera una balacera y sus compinches lo dejaron botado, estos salieran corriendo al verse acorralados por las autoridades.

El taxi está a nombre de otra persona que deberá informar porque el Martínez andaba el automotor. Foto: OIJ
El taxi está a nombre de otra persona que deberá informar porque el Martínez andaba el automotor. Foto: OIJ
Taxi sin placas

De acuerdo con el OIJ todo comenzó a las 12:20 de la madrugada de este jueves, en la comunidad que está detrás del estadio Lito Monge en Curridabat, a esa hora una pareja sentimental (mujer y hombre) estaban dentro de un carro y pretendían meter el vehículo en la cochera, cuando llegó un taxi sin placas.

De este carro se bajaron dos hombres armados; uno de ellos se fue por el lado del conductor y el otro por el lado del acompañante.

Aparentemente, la pareja intentó escapar con el vehículo, pero el sospechoso que estaba de su lado lo golpeó con el arma y el que estaba del lado del acompañante le disparó en una ocasión impactándolo en el brazo derecho.

La pareja se bajó del carro y salió corriendo del sitio. Mientras los delincuentes se dieron a la fuga con el carro robado.

Las autoridades decomisaron una pistola que tenía denuncia de robo que fue interpuesta en este año. Foto: OIJ
Las autoridades decomisaron una pistola que tenía denuncia de robo que fue interpuesta en este año. Foto: OIJ
Carro solo les duró 10 minutos

Varios investigadores de la Sección de Robo de Vehículos fueron alertados de lo sucedido, por lo que de inmediato se fueron hacia el lugar, para ese momento solo habían trascendido 10 minutos.

Cuando pasaban cerca del Cristo de Sabanilla vieron una nave que coincidía con la robado y la cual además era custodiada por un taxi sin placas.

Los agentes dejaron que avanzaran sin perderles la pista y llegaron hasta barrio Sinaí, de Curridabat, allí pusieron las sirenas y les ordenaron que se detuvieran, pero los sospechosos se dieron a la fuga y hubo una persecución de aproximadamente 300 metros, luego dispararon contra los agentes y estos repelieron el ataque.

Los maleantes que iban en el carro robado se vieron acorralados y salieron corriendo, dejando el automotor botado. En el lugar quedó el taxista, que no tuvo tiempo de escapar.

En la huida, los sospechosos dejaron una pistola botada, la cual tenía denuncia de robo de este año. El taxista tiene antecedentes por portación ilícita de arma permitida, violencia contra la mujer e infracción a la ley de psicotrópicos.

El taxi que andaba esta a nombre de otra persona, que será entrevistada por las autoridades, pues se desconoce si Martínez alquilaba el taxi.

El dueño del carro fue atendido en el Hospital San Juan de Dios donde lo reportaron estable.