Adrían Galeano Calvo.3 septiembre, 2020
Brithany estana muy ilusionada con la llegada de su bebita. Foto tomada de Facebook
Brithany estana muy ilusionada con la llegada de su bebita. Foto tomada de Facebook

Una condena de 36 años de cárcel es el castigo que recibió una mujer de apellidos Brenes Rodríguez por participar en el homicidio de Brithany Cerdas Cedeño, una joven de 17 años que estaba embarazada y cuyo cuerpo fue quemado en una finca en Moravia en enero de 2019.

La sentencia contra Brenes fue dictada por los jueces del Tribunal Penal del II Circuito Judicial de San José la tarde del miércoles 2 de setiembre. La encontraron culpable de los delitos de homicidio calificado y aborto sin consentimiento.

Por este caso el Ministerio Público también acusó al exnovio de la víctima, un hombre de apellidos Ugalde Guadamuz y quien no pudo participar en este proceso y ahora deberá enfrentar un juicio por aparte.

“Por situaciones ajenas al Ministerio Público, el sospechoso no podía presentarse a la sala de juicio, se elaboró un testimonio de piezas (expediente paralelo), con el fin de que se realice un nuevo debate en su contra”, informó la Fiscalía.

Según señaló la oficina de prensa del Poder Judicial, Ugalde no pudo participar en el juicio debido a que cuenta con una orden de aislamiento preventiva pues, aparentemente, tuvo contacto con un caso positivo de covd-19 en el centro penal donde permanece detenido.

Brenes fue condenada a 36 años de cárcel por el crimen. Foto OIJ.
Brenes fue condenada a 36 años de cárcel por el crimen. Foto OIJ.
Plan de maldad

Las autoridades revelaron que Ugalde fue novio de la jovencita y producto de esa relación ella quedó embarazada. Al momento de su muerte Brithany tenía 7 meses de gestación.

Según la acusación de la Fiscalía, el sospechoso ideó un macabro plan para deshacerse de su exnovia y de la bebita y el 22 de enero de 2019 llamó por teléfono a Brenes para pedirle ayuda.

Con el cuento de que le entregaría un dinero para ayudarla con los gastos del embarazo, Ugalde convenció a la muchacha de que saliera con él en su carro.

“La evidencia permitió demostrar que Brenes también viajaba en el carro y que, en un momento determinado, ella tomó del cuello a la víctima, haciendo que perdiera el conocimiento”, detalló la Fiscalía.

Los sospechosos llevaron a Brithany hasta calle Tornillal, en San Jerónimo de Moravia, donde la atacaron a puñaladas.

“El cuerpo fue encontrado con lesiones que indicaban que le habían prendido fuego”, señala la acusación.

Ugalde tendrá que enfrentar un juicio por aparte. Foto OIJ.
Ugalde tendrá que enfrentar un juicio por aparte. Foto OIJ.