Por: Rocío Sandí.   31 mayo

Un hombre de apellidos Mora Méndez fue condenado a pasar once años en el tabo por violar a un niño de doce años.

La Fiscalía informó este jueves que el juicio se llevó a cabo en los Tribunales de Goicoechea.

El Ministerio Público detalló en un comunicado de prensa que el ataque sexual ocurrió el 17 de enero del 2018 en un club recreativo localizado en Coronado.

Las autoridades piden a los padres no descuidar nunca a sus hijos en lugares públicos. Foto: Marcela Bertizzi / Fines ilustrativos.

Ese día el menor andaba de paseo y en un momento en el que entró a los vestidores el agresor lo agarró a la fuerza y lo metió en uno de los baños, una vez ahí cerró la puerta con un picaporte y lo violó.

Otro enfermazo

El mismo día que un Tribunal condenó a Mora, otro sujeto de apellidos Rodríguez Castro también fue condenado en una sala de juicio de Goicoechea por delitos sexuales contra una menor de edad.

La Fiscalía especificó que ese otro caso se dio en Moravia. El sujeto abuso en tres ocasiones de una niña de doce años, quien era sobrina de su compañera sentimental.

El hombre aprovechaba que la pequeña era cuidada en su casa para cometer los delitos. Los jueces lo condenaron a trece años de prisión.

Los dos condenados están descontando prisión preventiva hasta que la condena quede en firme.

Las autoridades hacen un llamado de atención a los padres de familia para que no descuiden nunca a los pequeños en lugares públicos y mucho menos los dejen al cuidado de personas que no son de su entera confianza.

Además, es muy importante que las mamás y papás conversen seguido con los pequeños y se ganen su confianza para que ellos les cuenten si llegaran a sufrir algún tipo de abuso. En ese caso la agresión debe ser denunciada de inmediato en la Fiscalía más cercana.