Adrían Galeano Calvo.14 octubre, 2020
La niña mostraba un comportamiento extraño cuando estaba junto a Gamboa. Foto Archivo.
La niña mostraba un comportamiento extraño cuando estaba junto a Gamboa. Foto Archivo.

A un hombre de apellidos Gamboa Bejarano, de 44 años, le recetaron 37 años de cárcel, pues en lugar de ser el protector de su pequeña prima segunda de 7 años, se convirtió en su peor pesadilla, ya que la violó y abusó sexualmente de ella.

El Tribunal Penal de Alajuela dictó la condena la tarde de este martes 14 de octubre.

Según el Ministerio Público, los hechos que motivaron la condena de Gamboa ocurrieron el año pasado en Alajuela, cuando el imputado aceptó tener la custodia de la niña. sin que mediara ningún trámite oficial.

“Según la pieza acusatoria, Gamboa alquilaba una habitación en una casa y ahí era donde aprovechaba la cercanía y convivencia con la chiquita para agredirla sexualmente”, informó la Fiscalía.

El caso salió a la luz luego de que la propietaria de la casa observó comportamientos extraños en la pequeña y en Gamboa, por lo que alertó a las autoridades judiciales, lo que le permitió a la Fiscalía concluir que el sujeto violaba y abusaba sexualmente de su prima.

“Como parte del proceso administrativo, la Fiscalía también coordinó para que la víctima se encuentre bajo custodia del Patronato Nacional de la Infancia”, añadió el Ministerio Público.

Niño violado

La Fiscalía de Puriscal también recetó una condena de 20 años de prisión contra un hombre apellidado Sánchez Juárez, quien fue declarado culpable de violar a un niño, de 11 años.

La sentencia fue impuesta por el Tribunal Penal de Pavas la tarde de este martes.

El Ministerio Público señaló que los hechos ocurrieron cuando la familia del niño decidió construir una casa y le pidieron ayuda a Sánchez, quien supuestamente era de confianza.

“No obstante, según probó la Fiscalía, Sánchez se aprovechó de esa confianza para quedarse a solas con el niño y cometer las violaciones”, informó la Fiscalía.

La causa contra Sánchez fue abierta por el Ministerio Público el 23 de abril pasado, luego de que el chiquito le contó a sus familiares que el imputo lo agredió sexualmente en dos ocasiones.