Adrían Galeano Calvo.7 febrero
El cuerpo de doña Estevana fue hallado un día después del crimen. Fotos: Lorena Vado/Archivo.
El cuerpo de doña Estevana fue hallado un día después del crimen. Fotos: Lorena Vado/Archivo.

Un hombre de apellido Kelis fue condenado a treinta años de prisión como responsable de acabar con la vida de Estevana Espinoza Ríos, de 74 años, a quien asesinó al asfixiarla con una blusa. El crimen ocurrió en Limón en julio del 2018.

La condena fue dictada por el Tribunal de Apelación de la Sentencia Penal del Segundo Circuito Judicial de San José.

Este es el segundo juicio que se realiza contra Kelis por este crimen, pues en febrero del 2020 había sido sentenciado a 35 años de cárcel, pero su defensa presentó una apelación, lo que obligó a que se llevara a cabo un nuevo debate.

El hecho que dio pie a la condena ocurrió entre la noche del jueves 19 y la madrugada del viernes 20 de julio del 2018, en la casa de Espinoza, ubicada en Paraíso de Talamanca, Limón.

Según las autoridades, Kelis se metió a la brava a la vivienda de la señora luego de quebrar una ventana y abusó sexualmente de ella.

Después de abusar de ella, el desalmado agarró una blusa y la puso alrededor del cuello de la señora para asfixiarla. El cuerpo de doña Estevana fue encontrado un día después por un indigente que llegó a buscarla.

Espinoza era muy conocida en la zona pues tenía muchos años de dedicarse a vender patí y empanadas en Puerto Viejo, Cahuita y Sixaola.