Adrían Galeano Calvo.10 diciembre, 2020
La condena fue dictada por el Tribunal Penal de Limón. Fotografía Rafael Murillo
La condena fue dictada por el Tribunal Penal de Limón. Fotografía Rafael Murillo

Un pulpero de apellidos Alvarado Zúñiga, de 52 años, recibió una condena de ocho años de cárcel por acariciar de forma abusiva las manos de una chiquita que llegó a su negocio.

La sentencia fue dictada por el Tribunal Penal de Limón, cuyos jueces declararon a Alvarado culpable de dos delitos de abuso sexual en contra de persona menor de edad.

La decisión fue tomada este martes 8 de diciembre en horas de la tarde, pero la resolución fue dada a conocer por la Fiscalía Adjunta de Limón hasta este jueves 10 de diciembre.

El primero de los hechos por los que el pulpero fue condenado ocurrió a mediados del 2016, cuando la chiquita tenía 8 añitos.

“La niña llegó hasta el establecimiento y el acusado, aprovechando que estaba a solas con ella, le acarició una mano de forma abusiva”, detalló el Ministerio Público.

La segunda ocasión se dio en junio del 2017, cuando la pequeña llegó a hacer unas compras a la pulpería y Alvarado, nuevamente, le acarició las manos.

“La Fiscalía acreditó que, si bien los tocamientos no se dieron en zonas íntimas, los actos del imputado tuvieron una intención y contenido sexual, lo cual configuró el delito acusado; el Tribunal coincidió y lo declaró culpable por los abusos sexuales”.

Mientras la sentencia queda en firme, Alvarado cumplirá las medidas cautelares, las cuales consisten en firmar cada 15 días y mantener un domicilio fijo.