Edgar Chinchilla.3 marzo
Salas tuvo que agarrarse a la puerta del carro para que no le pasara por encima. Foto Edgar Chinchilla
Salas tuvo que agarrarse a la puerta del carro para que no le pasara por encima. Foto Edgar Chinchilla

El tráfico Michael Salas vivió momentos de verdadera angustia cuando un conductor lo atropelló y se lo llevó arrastrado por varios metros, solamente por evitar un parte.

Afortunadamente todo terminó bien para el oficial, ya que no sufrió ninguna herida de gravedad y el sujeto finalmente fue detenido por oficiales de la Fuerza Pública.

“Tengo varios golpes y raspones, principalmente en las piernas, dichosamente las rodilleras evitaron que sufriera lesiones mayores”, declaró el oficial.

El hecho ocurrió la noche de este lunes en Guatuso de Alajuela, específicamente a un costado del colegio local, donde Salas realizaba un operativo en carretera.

Según el relato del tráfico, él le hizo una señal de alto al conductor de apellido Araya, pero este se dio a la fuga, por lo que tuvo que perseguirlo y atravesarle su motocicleta.

La situación empezó a salirse de control cuando Salas estaba confeccionando el parte por darse a la fuga, pues el conductor al parecer se puso bastante chúcaro.

El oficial sufrió varias heridas pese a que andaba rodilleras. Foto Edgar Chinchilla
El oficial sufrió varias heridas pese a que andaba rodilleras. Foto Edgar Chinchilla

“Me dijo que si yo le bajaba las placas me moría y empezó con las amenazas, entonces yo fui a guardar las cosas y coordiné con Fuerza Pública, pero regresé donde estaba él porque lo vi con ganas de irse”, detalló.

De un momento a otro, supuestamente el conductor puso su carro en reversa y luego aceleró a fondo, atropellando al tráfico.

“Donde sentí el golpe solo pude agarrarme de la puerta para evitar caer al suelo y que me pasara por encima", dijo Salas.

El oficial contó que fue arrastrado por más de cinco metros hasta que Araya decidió detenerse, en ese momento se puso de pie y lo encañonó para que no huyera. Finalmente el conductor fue detenido por la Fuerza Pública.

La Cruz Roja llevó a Salas a la clínica de Guatuso y de ahí lo pasaron al hospital San Carlos. Mientras que Araya quedó a las órdenes de la Fiscalía, donde sería investigado por irrespeto a la autoridad.