Sucesos

Conductor es sospechoso de atropellar, patear y hasta morder a tráficos, pero lo detuvieron

Sospechoso hasta se agarró de una verja para que no lo arrestaran.

EscucharEscuchar
El oficial Luis Martínez Sanabria recibió una patada en la ceja. Foto: Keyna Calderón

Dos oficiales de tránsito sufrieron varias agresiones la noche del sábado cuando intentaban detener a un conductor.

Los agredidos son los oficiales Gustavo Ordóñez Montalvo y su compañero Luis Martínez Sanabria.

Ellos contaron que estaban cerca de Más que Pollo en San Nicolás de Cartago.

Al parecer, un hombre de apellido Sanabria iba delante de la patrulla cuando empezó a estacionarse obstruyendo el carril; en un determinado momento el sospechoso se bajó del carro y les tiró varias botellas a los oficiales.

“Encendí la luz de la patrulla, la ventana del acompañante estaba abierta y le pregunté qué pasó. Él se montó en el carro, arrancó y me atropelló, yo caí al suelo, él golpeó un poco la patrulla y huyó a alta velocidad”, dijo el oficial Ordóñez

El hombre se dio a la fuga, pero como a 400 metros los oficiales lo vieron otra vez, y estaba agarrado a la verja de una casa,.

“Le pedimos que se bajara de la verja y sujetándolo para que no se fuera le dio una patada al compañero por la cara y le rompió la ceja y puso resistencia al arresto y caímos al suelo. Unos familiares salieron a grabarnos; obviamente, en contra de nosotros”, añadió.

En la Delegación de Fuerza Pública de Taras la alcoholemia dio 1,10 grados de alcohol por lo que de una vez lo detuvieron. Los oficiales fueron trasladados al hospital Max Peralta para valoración y uno de ellos (Martínez) requirió que lo cosieran en el lado izquierdo de la cara, además de presentar varias escoriaciones. Ordóñez fue inyectado por tener también en el brazo izquierdo, rodilla y codo hinchados.

“Gracias a Dios estamos bien, él no se dejaba esposar y mordió a mi compañero en la mano. Quedó detenido a la orden del Ministerio Público. Aquí se da atropello, resistencia al arresto, conducción temeraria, agresión y, al parecer, ya antes había sido pasado a la Fiscalía. Estando en celdas nos dimos cuenta que metieron a un detenido en la misma celda con él y lo agredió también”, dijo el oficial.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.