Adrían Galeano Calvo.15 junio, 2018
El camión quedó hecho leña por el bombazo. Foto Marvin Gamboa
El camión quedó hecho leña por el bombazo. Foto Marvin Gamboa

Por culpa de un conductor tapis, 14 chapeadores que iban en el cajón de un camión se llevaron el susto de sus vidas, pues el hombre detrás del volante perdió el control del chunchón y lo volcó.

El aparatoso accidente sucedió este viernes, pasado el mediodía, en la localidad de Grifo Alto de Puriscal, precisamente en una curva que está 200 metros antes de la entrada del barrio Pueblo Nuevo.

Los catorce chapeadores y el conductor, de apellidos Chavarría Guzmán, habían sido subcontratados por el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) para limpiar a punta de machete las rondas (orillas) de esa calle, por eso es que andaban montados en el camión.

Chavarría fue detenido luego de que la alcoholemia diera positivo. Foto Marvin Gamboa
Chavarría fue detenido luego de que la alcoholemia diera positivo. Foto Marvin Gamboa

Cuando iban en el camión en dirección a Santiago de Puriscal, Chavarría perdió el control del chunchón en medio de una vuelta, lo que provocó que se volcara sobre su lado derecho. Producto del bombazo, varios de los trabajadores salieron expulsados del cajón.

Luego de recibir la alerta, unidades de Cruz Roja y el Cuerpo de Bomberos llegaron a la escena del accidente, afortunadamente ahí se dieron cuenta que nadie perdió la vida en el vuelco.

“Al llegar al lugar constatamos que es un camión que transporta trabajadores de Conavi y que en este viajan 14 personas, las cuales son atendidas en el lugar”, dijo.

Afortunadamente el accidente no pasó de ser más que un susto. Foto Marvin Gamboa
Afortunadamente el accidente no pasó de ser más que un susto. Foto Marvin Gamboa

“De todos los trabajadores, valoramos a doce en buenas condiciones y a dos con algunas heridas de consideración, al final once de estos fueron llevados a la clínica local para que los médicos los revisaran”, aseguró Adrián Jiménez, cruzrojista de Puriscal.

Al lugar del accidente también llegó el oficial de tránsito Fabio Badilla, quien se encargó de hacerle la prueba de alcoholemia a Chavarría, la cual dio un resultado positivo, dejando en evidencia que el hombre andaba manejando tapis.

De inmediato el oficial Badilla coordinó con el fiscal de turno para que se ordenara la detención de Chavarría, quien fue aprehendido por dos uniformados de la Fuerza Pública que se lo llevaron esposado por tortero.