Silvia Coto.15 diciembre, 2020
Don Gerardo asegura que está vivo de milagro. Foto: A. Garita
Don Gerardo asegura que está vivo de milagro. Foto: A. Garita

Don Gerardo Antonio Porras Fernández es un conocido porteño que se gana la vida vendiendo figuritas, que hace con palmas, en el paseo de los Turistas, en Puntarenas.

Pero en estos días la ha pasado muy mal porque una moto lo atropelló.

La gente le dice de cariño el “Señor de las palmas”, “Galladita” “Chamán” o “Nazareno”, con cualquiera de esos sobrenombres él entiende. Las figuritas que hace son rosas, grillos, corazones y otras más.

Desde el pasado 11 de diciembre, está internado en cirugía de hombres del hospital Monseñor Sanabria y en los próximos días lo van a operar.

Don Gerardo estaba cruzando una calle frente al paseo de los Turistas cuando fue atropellado por dos hombres que, al parecer, viajaban tapis en una motocicleta. Él sufrió golpes varios y una fractura en su pie izquierdo.

Según le contaron los testigos a las autoridades, los ocupantes de la moto viajaban soplados.

“Aquí estoy vivito y coleando, por el accidente que tuve pareciera que me hubiera muerto, pero no, estoy vivo y con ganas de seguir. Estoy muy bien atendido en el hospital. Hago un llamado a todos los conductores para que, si manejan, no tomen licor y respeten el espacio de los peatones y ciclistas, en estas fechas se debe conducir con mucha precaución”, comentó don Gerardo.

Porras asegura que se asombró cuando llegó al hospital y vio que más de la mitad de las camas en ortopedia están ocupadas por personas que han sufrido accidentes de tránsito y están a la espera de ser operados.

Los comerciantes en el Puerto están muy preocupados por la salud de “Galladita” y esperan que pronto se recupere y ande por la calles porteñas.

“La prevención es lo que se necesita, no solo ahora, sino todo el año, es por eso que hacemos un llamado, en especial en estas fechas que se dan más accidentes de tránsito. Todos podemos prevenir un accidente usando los cinturones de seguridad, casco, chalecos reflectivos y no consumiendo licor si debe manejar, todos esos detalles van a marcar la diferencia. Si en estas fechas queremos tener una Navidad en familia, que sea llena de felicidad, no una Navidad y fin de año con un dolor por la pérdida de un ser querido”, comentó el doctor Cristian Pérez.